Premios Goya

Y el Goya a la mejor película de animación es para... ‘La gallina Turuleca’

La Academia de cine confirma que al haber solo un largometraje de dibujos animados en competición en los premios el filme basado en la canción de Gaby, Miliki y Fofó se llevará la estatuilla. La exigua participación revela la crisis que vive esta industria

Imagen de 'La gallina Turuleca'. En el vídeo, tráiler de la película.

Cuando el 6 de marzo se celebre la próxima edición de los premios Goya, ya se sabrá el nombre de dos ganadores. Como es obvio, el del Goya de Honor, que en esta ocasión recaerá en la actriz Ángela Molina, un mito del cine europeo. Pero además, también se sabrá que han sido galardonados los productores y directores de La gallina Turuleca, de Víctor Monigote y Eduardo Gondell, porque es la única película de animación que este año concursa en los premios del cine español.

El jueves por la tarde la Academia de Cine anunció las películas que habían pasado la criba para participar en las votaciones de sus miembros para la 35ª edición de los Goya. Son 156 producciones (10 más que en la edición anterior), de las que 83 son de ficción (cinco menos), 72 documentales (17 más que la pasada convocatoria) y una de animación, cuando en la anterior edición fueron tres (que por eso fueron automáticamente seleccionadas y candidatas al galardón, que finalmente se llevó Buñuel en el laberinto de las tortugas, de Salvador Simó.

La gallina Turuleca se basa en la mítica canción compuesta y cantada por Gaby, Fofó y Miliki. Turuleca es una gallina de peculiar aspecto e incapaz de poner huevos, para escarnio del resto del gallinero, hasta que Isabel, una exprofesora de música, se la lleva a vivir a su granja. Y allí Turuleca descubre que no solo habla, sino que canta. Por eso se convierte en la estrella del circo Daedalus. Eva Hache pone voz a Turuleca, y José Mota al villano, Amando Tramas, que quiere adueñarse de Turuleca. Desde su fecha de estreno, el pasado 1 de enero, no ha habido otro largo de animación español estrenado y presentado a los Goya. Dos posibles contendientes como Josep, que llega hoy a las salas, y El viaje más largo no cumplen los requerimientos... ni tampoco se han presentado. La primera es de producción mayoritaria francesa, y el segundo es un filme híbrido, con animación y entrevistas, que ha entrado en la categoría de largo documental en la carrera de los Goya.

A Víctor Monigote (Madrid, 53 años), codirector de La gallina Turuleca, el anuncio le pilla por sorpresa. Por un lado, está “sorprendido y agradecido”. Por otro, “es triste ganar por estar en solitario”. En cuanto un académico les vote, la estatuilla caerá en sus manos. “En España hay gran talento y cierta industria, pero no levantamos un mínimo de producción, y no podemos compararnos con otros países. Fíjate el año pasado: ganó Buñuel en el laberinto de las tortugas contra Klaus. Casi agradezco haber entrado en esta convocatoria de los premios”, cuenta el animador, que lleva años en la profesión y trabajando en películas como Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo (2014), de Javier Fesser, como diseñador de personajes. “En La gallina Turuleca, al ser coproducción con Argentina, hicimos muchísimo trabajo a distancia, algo habitual en la animación y que el resto del mundo lo ha descubierto durante la pandemia. Montamos un estudio gigantesco virtual con conexiones en Luxemburgo, Canadá, Argentina, Francia, y en España en Valencia, Galicia y Madrid”. La película contó con cuatro millones de euros de presupuesto, “que nos hizo espabilar, ser ingeniosos y hacer de la necesidad virtud, de ahí el estilo visual en 2D”. Ahora, Monigote está con el desarrollo de proyectos personales a la vez que realiza la serie para televisión La gallina Turuleca.

El productor Manuel Cristóbal (Arrugas, Buñuel en el laberinto de las tortugas) incide en la dificultad de hacer animación: “La gente no se da cuenta de lo que cuesta. Para una película familiar necesitas al menos cuatro millones de euros”. El actual asesor para el audiovisual de la Comunidad de Madrid cuenta que al menos este año han aumentado las ayudas a este formato procedentes del ICAA. “Pero es cierto que llegan tarde. De las cinco películas que han recibido ayudas, cuatro ya llevan gastados más de dos millones y medio de euros en la preproducción como mínimo. Son tiempos distintos al de la producción de ficción.” Cristóbal pone un ejemplo: “Es como si a todos los atletas les das medio litro de agua. Pues si eres maratoniano, ¿qué haces con ello?”. Y apunta: “Es curioso, porque el año pasado fuimos marca España. Nosotros ganamos el premio del Cine Europeo, y Sergio Pablos con Klaus ganó el Bafta y fue candidato al Oscar. Es probable que la nueva película de Pablos no sea española”. Y sin embargo, habrá nuevas películas de animación de Pablo Berger, Fernando Trueba y Salvador Simó

Para el resto de las categorías, los académicos ahora empiezan a visionar las preseleccionadas. De esa primera ronda de votaciones saldrán los nominados a los Goya 2021, listado que se hará público el lunes 11 de enero. La gala, dirigida y presentada por Antonio Banderas y María Casado, se celebrará el 6 de marzo en el Teatro del Soho CaixaBank de Málaga, con conexiones, previsiblemente, con Valencia y Madrid.

Más información

Lo más visto en...

Top 50