Ángeles González-Sinde, nueva presidenta del patronato del Museo Nacional Reina Sofía

La exministra de Cultura asume la máxima responsabilidad de la institución, junto a Beatriz Corredor, titular de Vivienda también con Zapatero, como vicepresidenta

La exministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en el Senado en 2019.
La exministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en el Senado en 2019.ULY MARTÍN

El Patronato del Museo Nacional Reina Sofía ha elegido por unanimidad a la exministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, como nueva presidenta para los próximos tres años. Sustituye a Ricardo Martí Fluxá, que en marzo cumplió su mandato otorgado por el exministro de Educación, Cultura y Deporte Íñigo Méndez de Vigo, del PP. También se va Óscar Fanjul como vicepresidente y es sustituido por Beatriz Corredor, exministra de Vivienda, que ha agradecido públicamente en un tuit al director del museo, Manuel Borja-Villel, la confianza para asumir el cargo. Dos mujeres tomarán la máxima responsabilidad en el órgano de gobierno de la casa, aunque la coleccionista Pilar Citoler ya ocupó en 2007 el puesto que ahora asumirá González-Sinde.

Como ministra de Cultura con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, entre 2009 y 2011, González-Sinde (Madrid, 55 años) ya asistió a varias reuniones de patronatos de este museo y siempre se interesó por la gestión del mismo. En 2010 desactivó de manera contundente el traslado de Guernica, de Picasso, al Museo del Prado, como reclamaba su director Miguel Zugaza. “Sobre el Guernica sólo decide el patronato del Reina Sofía. Y si ha acordado que no se mueva, la polémica ha terminado”, sentenció entonces González-Sinde a favor de los intereses del museo y de su director, Manuel Borja-Villel. También hizo posible la dotación de una ley propia para el centro de arte, cuando este cumplió 20 años, en 2010. Su tiempo en el ministerio es recordado por la paralización del derribo del barrio de El Cabanyal en Valencia, que pretendía Rita Barberá y por la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, a la que acabó involuntariamente dando nombre.

Guionista, directora y presidenta de la Academia de Cine entre 2006 y 2009, llegó al órgano que marca la misión al Reina Sofía el pasado 5 de marzo, cuando fue nombrada vocal, a propuesta del ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, junto con Corredor y la eurodiputada María Eugenia Rodríguez Palop. El movimiento anticipaba el cambio ante el final del mandato de Martí Fluxá, pero la sustitución se aplazó por el estado de alarma ante la crisis sanitaria.

Los estatutos establecen que el patronato se compone de un mínimo de 17 vocales y un máximo de 30. Cuando llegaron las tres elegidas por el PSOE había siete sillones vacantes y margen suficiente para introducir a la nueva presidenta entre las recién llegadas. Es la misma fórmula que empleó el PP para nombrar a José Pedro Pérez-Llorca presidente del patronato del Museo del Prado, en octubre de 2012, cuando fue nombrado vocal un día antes de ser elegido presidente.

Por su parte, Beatriz Corredor (Madrid, 51 años) llega de la presidencia de la Fundación Pablo Iglesias, desde septiembre de 2018 hasta el pasado marzo, cuando aceptó ser miembro vocal del patronato del Museo Reina Sofía y desde hoy, vicepresidenta del mismo. Entre 2008 y 2010 fue ministra de Vivienda y secretaria del Área de Ordenación del Territorio y Políticas Públicas de Vivienda del PSOE, entre 2017 y 2020. Es registradora de la propiedad, presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados y del Consejo de Administración del Grupo Red Eléctrica. Nunca ha tenido contacto con la gestión cultural, aunque desde la cúpula del museo tendrá que hacer frente, junto a la presidenta, a un trienio muy complicado ante los posibles recortes presupuestarios y la merma de ingresos, consecuencia del coronavirus.

Lo más visto en...

Top 50