PATRIMONIO HISTÓRICO

El día que se salvó la Alhambra

Un estudio del CSIC y del patronato del monumento recupera cómo se evitó que en 1590 se derrumbase la icónica Torre de Comares tras la explosión de un polvorín cercano

Dos operarios trasladan por el patio de Comares, al fondo la torre, uno de los leones restaurados en 2007.
Dos operarios trasladan por el patio de Comares, al fondo la torre, uno de los leones restaurados en 2007.M. ZARZA

El 18 de febrero de 1590, Juan de la Vega, aparejador real, subió hasta la Alhambra. Tenía orden de evaluar los daños que había producido en el conjunto monumental la tremenda explosión de un polvorín cercano y que retumbó por toda la ciudad. La Torre de Comares, icono visual de los palacios nazaríes, estaba a punto de venirse abajo y los daños en murallas y edificios próximos resultaban más que evidentes. Ahora, técnicos de la Escuela de Estudios Árabes, del

Más información

Lo más visto en...

Top 50