Crisis del coronavirus

Cómo reabrir un museo sin ingresos de taquilla

El comité nacional del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) recomienda una reapertura “progresiva” que garantice la viabilidad económica de las instituciones

Galería del Museo del Prado vacía a consecuencia del cierre por la crisis sanitaria del Coronavirus.
Galería del Museo del Prado vacía a consecuencia del cierre por la crisis sanitaria del Coronavirus.JuanJo Martín / EFE

El comité nacional del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) trabaja en un protocolo que permita la reapertura de los museos. En España, la fecha prevista para la reinauguración es el 11 de mayo, aunque aún no se conocen los detalles del plan que prepara el Ministerio, según adelanto este diario. Reconocen que están “trabajando contrarreloj” en dos grupos promovidos por la Secretaría de Turismo y el Instituto de Calidad Turística de España, con la supervisión de expertos del Ministerio de Sanidad. Tienen previsto publicar estos protocolos el 11 de mayo, pero de momento se perfila una apertura “progresiva”. No son partidarios de abrir ese día, sino de empezar a trabajar para abrir; en el caso de los tres grandes museos madrileños (el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen) esta reapertura no se dará en ese momento sino cuando los responsables de estas instituciones consideren que pueden garantizar un acceso seguro para el público como para sus trabajadores.

La organización internacional recuerda un aspecto esencial: muchos espacios patrimoniales dependen del público y de las actividades educativas para su supervivencia. Si el 11 de mayo no pueden garantizar la viabilidad económica, no abrirán. “Existen casos con una importante dependencia del turismo internacional (durante todo el año, pero especialmente importante en periodos vacacionales como Semana Santa y verano) y de público escolar (especialmente en primavera), por lo que no prevén su reapertura pública hasta que no sea viable hacerlo”, asegura ICOMOS. Además, las cafeterías y restaurantes deben adaptarse a los protocolos específicos y afrontar los ingresos suficientes como para amortizar el mantenimiento de los empleos.

Una reapertura heterogénea

“La reanudación va a ser tan heterogénea como lo son las instituciones y organizaciones patrimoniales y museísticos. La mayor parte mantendrán el teletrabajo y la apuesta por la digitalización y reactivarán paulatina y gradualmente sus actividades”, asegura ICOMOS. Es decir, antes de la reactivación y apertura al público, los responsables de las instituciones deben determinar las capacidades de las instalaciones y aclarar las distancias de seguridad recomendadas, identificar los puntos críticos y proponer una serie de medidas específicas. Reclaman, “de forma urgente”, un programa de ayudas económicas para poder garantizar la adecuación de bienes culturales, museos y equipamientos patrimoniales antes de su apertura al público.

Las alteraciones socioeconómicas van a transformar las condiciones materiales que han sustentado un modelo internacional colapsado. De momento, será difícil volver a atraer público al museo. Como explicaba hace unos días María López-Fanjul, conservadora de los Museos Nacionales de Berlín: “Llevará un tiempo convencerlo de que acepte encerrarse durante dos horas en un espacio junto a gran número de gente”. Reclamaba endurecer las exigencias sanitarias ante el contacto entre el público y el personal para el día de la reapertura, y un aforo limitado (por higiene y por tranquilidad). “Seguramente estemos viviendo el fin de la tiranía de los récords de números de visitantes, a favor de una experiencia museística centrada en el bienestar del público”, explicó la especialista.

Por otro lado, ICOMOS pide que se atiendan las recomendaciones que el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE) del Ministerio de Cultura publicó hace dos semanas sobre la desinfección de bienes culturales contra la covid-19. “Se han recibido varias denuncias constatando que se empleaban soluciones de agua con lejía o cloro incompatibles con la conservación del patrimonio”, explican desde la organización internacional alertando para corregir estas malas prácticas.

Lo más visto en...

Top 50