Crisis del coronavirus

“Si no empezamos ya en junio estaremos en la UVI”

La cultura se reúne con el ministro y le urge a que tome medidas para salvar al sector

Las inmediaciones del Museo del Prado, sin gente por el coronavirus. En vídeo, las declaraciones del ministro de Cultura este martes.Samuel Sánchez | EPV

Hay buena disposición por parte del Gobierno, pero es urgente que se empiece a avanzar. Esta es la idea principal que los sectores de la cultura han lanzado después de reunirse con el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes. Durante las últimas 24 horas y por medio de videollamada, los representantes de los colectivos implicados han expuesto al titular de Cultura la problemática específica de su área. Todos dan por hecho que la prioridad es sanitaria, pero explican que en paralelo se deben implantar algunas medidas, o algunos componentes de la cadena pueden romperse de forma irremediable. Rodríguez Uribes les han escuchado, se ha mostrado sensible antes sus demandas y les ha pedido paciencia. Para el Gobierno lo primero es la lucha contra la pandemia y no ve, de momento, otras actuaciones sectoriales. Dentro de 15 días seguirán los encuentros.

Teatro: “Es el momento de empezar a tomar medidas”

El sector de las artes escénicas llegó a la reunión del lunes con José Manuel Rodríguez Uribes con los deberes hechos. En las últimas semanas, representantes de diferentes asociaciones profesionales en este ámbito han estado trabajando de manera conjunta para elaborar un documento de propuestas que le remitieron el pasado sábado: 52 medidas que van desde la reducción del IVA en el precio de las entradas y las contrataciones hasta la creación de un fondo de ayudas o un plan de relanzamiento de la actividad cuando termine el confinamiento.

El ministro se comprometió durante el encuentro a utilizar ese documento como guía para elaborar políticas futuras y aseguró que mantendrá una mesa de diálogo y trabajo permanente para avanzar sobre esa base, algo que el sector valora pero considera insuficiente. “Está bien que nos veamos cada quince días, pero es el momento de empezar a tomar medidas específicas porque corremos el riesgo de desaparición. Necesitamos una actuación urgente, que el ministro defienda en el Consejo de Ministros la necesidad de apartar un fondo para la cultura de esos 100.000 millones que Europa va a destinar a los países más afectados. No queremos parches, simplemente pedimos la parte proporcional de lo que el sector aporta al PIB nacional. Si no empezamos ya, en junio estaremos en la UVI”, apunta Jesús Cimarro, presidente de la Federación de Empresas de Teatro y Danza y de la Academia de las Artes Escénicas.

Cimarro insistió al ministro en la bajada del IVA y pidió que las empresas del sector puedan alargar los ERTE más allá del estado de alarma. “Fuimos los primeros obligados a parar y vamos a ser los últimos en volver a la actividad. Nos gustaría que eso se tenga en cuenta”, añade el productor. También estuvo en la reunión Carlos Morán, presidente de la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública (Redescena), que coordinó las conversaciones entre las diferentes asociaciones para elaborar el documento de propuestas al ministro. “Fue un encuentro provechoso, parece que el ministro ha tomado nota de nuestras necesidades y va a tener en cuenta nuestras propuestas. Pero es importante también que haya una acción conjunta entre todas las Administraciones, porque como las competencias en esta área están muy repartidas, corremos el riesgo de que se diluyan las responsabilidades. En ese sentido, lo que le pedimos al ministro son acciones de coordinación”, apunta Morán. “Nos jugamos la continuidad de todo un sector. Algunas disciplinas, como el teatro de calle, que suele tener su pico de trabajo en estos meses, van a perder toda la temporada”, añade. Y advierte: “Hay que tener en cuenta que cuando termine el confinamiento no vamos a poder retomar la actividad como los demás sectores. ¿Cuándo podremos abrir? ¿En qué condiciones? ¿Reduciendo aforo? Está claro que eso no es rentable. Hay que pensar cómo vamos a afrontar eso”.

En otra reunión Rodríguez Uribes conversó también con Iñaki Guevara, secretario General de la Unión de Actores y Actrices, que insistió al ministro en que las medidas de ayuda adoptadas hasta ahora por el Gobierno no tienen en cuenta la intermitencia de los contratos de los intérpretes, lo que les impide beneficiarse de esas medidas. “Tampoco podemos optar por ninguna de las prestaciones por desempleo, por lo que creemos que se debería elaborar un paquete de medidas específico para esta realidad laboral, que nos procure un subsidio”, explica Guevara, que valora que el ministro se haya comprometido a estudiar sus propuestas. “Ahora tenemos que ser pacientes, pero no decaer en el intento”.

Cine: un plan ADO como a los deportistas

En el cine, se reunieron con el ministro, entre otros, Estela Artacho, de Fedicine –los grandes distribuidores de cine, las majors de Hollywood; Miguel Morales, de Adicine –los distribuidores independientes-; el presidente de la Academia de Cine Mariano Barroso-; Jonás Trueba, de la Unión de Cineastas, Cristina Andreu, presidenta de Cima, la asociación de mujeres del audiovisual, y representantes de productores, de las empresas de animación, de los sindicatos de guionistas ALMA y FAGA (su vicepresidente, Rodolfo Giner), y de TACE, los técnicos audiovisuales.

Entre las propuestas surgidas del sector, la posibilidad de crear un plan ADO del cine a semejanza del que apoya a los deportistas de alto rendimiento en los ciclos olímpicos para lograr resultados. Estela Artacho pidió una gran campaña de promoción para cuando reabran las salas y así convencer al público de que vuelva al cine. Otros apostaron por medidas como que las televisiones públicas y privadas compren solo cine español y europeo (por la pertenencia a la UE se debe incluir el europeo en esta posible norma). Rodríguez Uribes tomó nota de esta medida y contó que tiene previsto reunirse con las televisiones en los próximos días. Hace una semana el Gobierno aprobó destinar 15 millones de euros a las televisiones privadas, como parte de las ayudas urgentes para paliar el impacto del coronavirus en la economía. Ese apoyo, y que las televisiones privadas funcionan gracias a licencias otorgadas por el Gobierno y por las que tienen que cumplir con diversos imperativos legales, podrían ayudar a esa negociación.

Arte: una vez que pase lo peor hay que ponerse a trabajar

El Instituto de Arte Contemporáneo (IAC) y el Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo (CG), así como otras asociaciones que aúnan a colectivos como los de restauradores y conservadores, se han reunido telemáticamente con el ministro de Cultura este martes en representación del sector de las bellas artes. Y sus sensaciones, por ahora, están teñidas de un “cierto optimismo”. “En términos generales hemos visto al ministro receptivo, con ánimo de escuchar a todas las asociaciones y a todos los subsectores de la cultura”, explica al teléfono Marta Pérez Ibáñez, presidenta del IAC. “Parece que ha tomado nota de la evolución de las propuestas, si bien nos ha explicado que ahora mismo existen otras prioridades desde el Gobierno para salvar vidas”.

La Mesa sectorial del arte contemporáneo, compuesta por el IAC, el CG y otras cinco asociaciones (la Asociación de Directores de Museos de Arte Contemporáneo, la Federación Estatal de Asociaciones de Gestores Culturales, Mujeres en las Artes Visuales, Sociedad Española de Estética y Teoría de las Artes y Unión de Asociaciones de Artistas Visuales, que no han sido convocadas a la reunión), remitió hace días una carta a Rodríguez Uribes en la que ya detallaban las preocupaciones y demandas de la industria de las artes visuales que, como otros campos de la cultura, vive permanentemente sumida en la precariedad y la inestabilidad. “Este sector vive una situación de parálisis por la cancelación de la mayor parte de su actividad profesional”, explicaban en la misiva, cuyo contenido ha salido a relucir durante la reunión. “Se han cancelado las exposiciones en galerías, museos y centros de arte […], y también se ha visto gravemente afectada la venta directa de obras de arte, los encargos...”.

Consciente de la gravedad de la coyuntura sanitaria y la importancia de atajarla, Pérez Ibáñez apunta que “habrá que esperar a que la situación se resuelva” en ese sentido. Pero, una vez pase lo peor, su sector espera que esta reunión con el ministro “se traduzca en medidas”. “Le hemos vuelto a plantear las que consideramos más importantes, como suspender de la cuota de autónomos, agilizar los pagos pendientes de la administración, retomar las ayudas que han quedado en suspenso, ajustar la fiscalidad a las necesidades del sector y recuperar temas pendientes como el estatuto del artista, la ley de mecenazgo y el 1% cultural bien aplicado”, enumera la presidenta del IAC, que agrega que, por lo que se ha desprendido de esta primera toma de contacto, “la intención es seguir manteniendo reuniones” entre los representantes de las artes visuales y el ministerio de Cultura.

Libros: “Necesitamos atender al público cuanto antes”

El presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Miguel Barrero, se ha mostrado agradecido y satisfecho con la interlocución directa con Rodríguez Uribes, pero ha pedido seguimiento y avances en lo que se vaya hablando cada 15 días. Barrero, que acudía en representación de toda la cadena del libro -editores, autores, libreros y distribuidores- ha asegurado que la primera petición ha sido que las librerías puedan “atender al público cuanto antes”, y que cuando se vaya levantando el confinamiento se les permita si no abrir si, al menos, preparar pedidos y relacionarse de alguna manera con el cliente. “Sin librerías se para todo lo demás”, ha resumido en declaraciones a este diario.

Además, Barrero ha solicitado medidas para la pequeña y mediana empresa, mayoritaria en un sector que se ha visto muy afectado por la crisis de consumo derivada de la pandemia, como la modificación de la Ley de Contratos o ayudas a misiones exteriores, sobre todo a América Latina, donde la caída de ventas se prevé “dramática” y donde estas editoriales tendrán que renegociar sus contratos. “Nos preocupa no solo la emergencia actual sino el ritmo de recuperación después. El día D [como llama al día después del confinamiento] no queremos empezar a hablar medidas sino tenerlas ya, saber qué cantidades, quién las aplica y en qué términos”, ha explicado Barrero, que cree esencial la activación del consumo público y privado mediante bonolibros y la compra de fondos bibliográficos por parte de las bibliotecas. El sector también ha pedido al titular del Ministerio de Cultura que se coordine con otros ministros del sector para elaborar un plan de rescate del libro a nivel europeo y que intensifique la lucha contra la piratería que, según datos manejados por los gremios de editores, se ha multiplicado por tres en las últimas semanas no ya con el uso de grandes servidores de descarga ni listas de enlaces sino de consumidor a consumidor vía WhatsApp y en formato PDF.

Música: “Hay un riesgo de desaparición si no se actúa ya”

El sector musical define su reunión con el ministro: “Decepcionante”. Joaquín Martínez, presidente de la Federación de Música (donde se integran todos los sectores), y Albert Salmerón, presidente de la Asociación de Promotores Musicales, fueron los portavoces de la música española ante Rodríguez Uribes. “Hoy esperábamos algún tipo de medida, pero no ha sido así. Está claro que la prioridad es sanitaria, pero nosotros ni siquiera le hemos pedido ahora medidas presupuestarias sino de gestión”, comenta a este diario Iñaki Gaztelumendi, director de la secretaría técnica de la Federación de Música. Los profesionales de la música en vivo ven necesario que el gobierno aplique el concepto “por causa de fuerza mayor”. Así, podrán gestionar con más flexibilidad la devolución de entradas en caso aplazamiento o suspensión.

Gaztelumendi explica su propuesta: “Establecer en el caso de aplazamiento, dada la situación de excepcionalidad y como ha sucedido en otros países como Italia, Bélgica, Portugal y Alemania, que los organizadores no estén obligados a devolver el importe de las entradas si no es por una causa debidamente justificada o de primera necesidad. Las entradas adquiridas serán válidas para la nueva fecha, que el organizador tendrá la obligación de comunicar en un plazo de hasta un máximo de treinta días desde la finalización del estado de alarma. Para cancelaciones, establecer una moratoria en la devolución del importe de las entradas hasta el 31 de diciembre de 2020”. La Federación de Música no entiende cómo, por lo menos, no se ha tomado esta medida. “A corto plazo hay un sector en riesgo de desaparición”, sentencia Gaztelumendi.

Creadores Digitales: “Buena disposición, pero debemos avanzar”

Carlota Navarrete, directora general de la Coalición de Creadores, destaca la “buena disposición” del ministro. Aunque, al igual que muchos interlocutores de José Manuel Rodríguez Uribes estos días, le pide más concreción y rapidez. Señala que el ministro le explicó su visión de tres fases: la actual, “donde se pactó en el Gobierno priorizar el esfuerzo sanitario y aprobar medidas transversales, que no se centraran en un sector determinado”. En esta fase, Rodríguez Uribes considera que su misión era que los decretos aprobados por el Ejecutivo tuvieran en cuenta las especificidades del sector cultural y la precariedad de sus empleos.

Al parecer, el ministro aplaza las medidas para las artes a la segunda y tercera fase: el paulatino regreso a la normalidad, y el fin de la crisis. “Desde luego, la emergencia sanitaria es la prioridad. Pero, para nosotros, es importante también la actuación durante, no solo después. Necesitamos acciones ya, para amortiguar los destrozos que sufre el sector. Y cada brazo ejecutivo del Gobierno puede avanzar en su área”, agrega Navarrete. Relata que el ministro sí les ha prometido que pondrá en marcha cuanto antes las medidas que únicamente dependen de su ministerio, como la promoción, difusión y divulgación de la oferta legal online. Por lo demás, Rodríguez Uribes ha invitado a sus interlocutores a volver a hablar en dos semanas, según evolucione la situación.

Con información de Raquel Vidales, Gregorio Belinchón, Silvia Hernando, Juan Carlos Galindo, Tommaso Koch y Carlos Marcos


Lo más visto en...

Top 50