Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hombres publican el doble de libros que las mujeres

De los 55.501 títulos registrados en 2018, solo el 32% fueron de autoría femenina

Ambiente de la feria del libro, en el parque de el Retiro, el pasado domingo.
Ambiente de la feria del libro, en el parque de el Retiro, el pasado domingo.

La desigualdad estructural del sector del libro es una realidad, según los datos que el Ministerio de Cultura hizo públicos ayer miércoles. La cartera de José Guirao ha cruzado los valores de la edición española con los vinculados al empleo y la propiedad intelectual entre hombres y mujeres. Así, por primera vez se ofrece información acerca del sexo de los autores de las obras registradas en el ISBN: hasta 2018 no se conocían estas cifras y los resultados indican que de los 55.501 títulos inscritos, el 61,6% son de hombres y el 32,1% de mujeres (el 6,3% no consta). En cifras, ellos presentaron 34.183 obras y ellas 17.801. Una diferencia total de casi 20.000 obras. Curiosamente, en papel hay más diferencia que en libros digitales.

El ministro ha entregado estos informes a las asociaciones que componen el Observatorio de Igualdad de Género del sector, que celebró ayer su segunda reunión y constató un panorama de desigualdad sobre la mesa en prácticamente todos los apartados culturales.

En la literatura, el colectivo de autoras tiene una proporción mayor que el masculino en los libros de infantil y juvenil, en los de texto y en la creación literaria. Entre las escritoras, el 29,4% se dedica a la creación literaria; entre ellos, el 27,4%. Los hombres prefieren centrarse en las ciencias sociales y humanidades (representan el 38,9% de sus obras). Ellas insisten también en el área infantil y juvenil, con un 15,4%, mientras que para ellos supone un porcentaje menor: un 6,7%.

El volumen de obras inscritas en el Registro General de la Propiedad Intelectual indica que las creaciones de los hombres abruman frente a las registradas por las mujeres: 12.883 títulos de ellos frente a 8.178 de ellas. En el último periodo disponible de esta fuente de información básica, el 38,8% de los titulares inscritos en la propiedad intelectual como autores de obra literaria fueron mujeres. Las distancias son más llamativas en las obras musicales, donde ellas registraron 972 obras y ellos 4.055. En cine y audiovisual, los hombres inscribieron 503 obras y las mujeres 248.

Minoría en derechos

En las ocupaciones de escritores, periodistas y lingüistas, ellas suponen el 52,1% y ellos el 47,9%. En este capítulo se invierte la tendencia del total del empleo cultural, donde ellos suponen el 60,9% frente al 39,1% de ellas. Por cierto, la formación académica en estas categorías profesionales también supera a la media del empleo cultural: el 91,7% de quienes trabajan como escritores, periodistas o lingüistas tiene una educación superior. Cultura no aporta estadísticas sobre la remuneración por el desempeño de sus oficios, por lo que no se conoce si esta formación universitaria se ve reflejada en sus salarios. Sin embargo, en las ocupaciones vinculadas a la edición de libros o periódicos, la mayoría del empleo es para los hombres: el 54,4% frente al 45,5% de mujeres.

A pesar de que las mujeres son mayoría en el ámbito de la escritura, son minoría como miembros de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual. En 2017 el número de socios de estos organismos se calculó en 196.400 personas. El 23,5% fueron mujeres.

Es en el conjunto de desempeños laborales vinculados a las bibliotecas, archivos, museos y  actividades editoriales donde ellas superan a los hombres: el 56,1% frente al 43,9%. El mayor desequilibrio sucede en las actividades vinculadas a la música: aquí ellas son únicamente el 27,1% (ellos el 72,9%), tal y como recoge la encuesta de población activa del INE.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >