Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN i

Una suma de almas

El Museo del Prado tiene lo que individuos concretos amaron, apreciaron y hasta, en algunos casos, capturaron

El Museo del Prado, en Madrid.
El Museo del Prado, en Madrid.

"El Museo del Prado es el buque insignia de la cultura española”. Tan a menudo decimos esa frase feliz que, a veces, yo me lo imagino bogando majestuosamente por tranquilas aguas. Acercarse a él, aun sin entrar, se parece más a la visita a un ameno jardín. A su alrededor siempre hay gente disfrutando de algo: del buen tiempo, de una conversación, de una salida a incursionar por la pintura... gente que se sienta a esperar la entrada o que acaba de salir. Ese ambiente feliz es el que lo distingue. Dentro es un tesoro inimaginable.

Allí hablan entre sí un repertorio único de las grandes obras que la humanidad ha conseguido crear. Buena parte del fondo del museo son las colecciones reales. Y por eso está lleno de sorpresas y rasgos personales. No es casa que tenga, con la pretensión didáctica y el origen colonial, un poco de cada cosa y de cada sitio. El Museo del Prado tiene lo que individuos concretos amaron, apreciaron y hasta, en algunos casos, capturaron. Es una suma de almas.

El jurado que nos da este premio destaca que el Museo del Prado es la dedicación y el compromiso durante los últimos 200 años de sus trabajadores, patronos, amigos y público. Es un ente vivo que respira con todas las personas que lo cuidan y que lo visitan. Reconoce, además, nuestra ejemplaridad al contribuir, desde hace dos siglos, al desarrollo humanístico de la sociedad pasada, presente y futura. De una sociedad, la española, y de todas las personas que nos aman y nos visitan desde fuera, muchas cada día. Estamos enormemente contentos y agradecidos.

Ya dijo Nietzsche que el espectáculo de un gran navío bogando es sublime, pero, que si te acercas, allí todo es esfuerzo. De eso saben y supieron nuestros presidentes, nuestro Patronato, nuestros directores, nuestra Permanente [del Patronato] y todos los que aquí trabajan: conservadores, restauradores, educadores, vigilantes... Que los hemos tenido y tenemos excelentes. Todos contentos y contentas porque este espaldarazo nos viene de perlas en la actual singladura. ¡Gracias!

Amelia Valcárcel es vicepresidenta y presidenta en funciones del Real Patronato del Museo del Prado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información