Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Cervantes vuelve a Gibraltar

El centro, que cerró en 2015, reabre para enseñar español en medio de la salida del Reino Unido de la UE. La institución estrena también sedes en Washington y Los Ángeles

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, la ministra de Educación, Isabel Celaá y el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, reciben a los Reyes este lunes en Aranjuez.
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, la ministra de Educación, Isabel Celaá y el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, reciben a los Reyes este lunes en Aranjuez. EFE

Hace tres años, el Gobierno del PP anunciaba el cierre de la sede del Instituto Cervantes en Gibraltar: “Por el escaso rendimiento de sus finalidades”, aseguró la entonces vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Pero lo que en 2015 podía quizás medirse de esa forma, en 2018, cuando Europa vive la salida del Reino Unido de la UE, puede dar un gran rédito político si se vuelve a abrir. Así lo cree Luis García Montero, director del Cervantes. Pero además pone en duda que la falta de rentabilidad que movió al anterior Ejecutivo fuera cierta: “Creo que daba buenos resultados. Además, a los niños y jóvenes de Gibraltar les han quitado el español de su plan de estudios, así que hay mucha demanda”, ha añadido el escritor.

Lo ha dicho García Montero este lunes en la sede madrileña antes de la celebración del patronato anual del Cervantes en el palacio de Aranjuez, con la presencia de los Reyes, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y los demás miembros del órgano rector de la institución. Pero no ha sido la única medida que ha anunciado. “A la consolidación de lo que tenemos, habrá que sumar un crecimiento con nuevas sedes. Dakar (Senegal) será la más próxima. Pero añadimos también dos nuevos centros en Estados Unidos: Washington y Los Ángeles”, ha asegurado.

El reforzamiento en Estados Unidos y Gibraltar lleva implícito fuertes razones de diplomacia cultural. “Cualquier ataque a alguien que hable español, como está ocurriendo ahora en Estados Unidos, es una ofensa a cualquiera de nosotros”, ha afirmado García Montero. De ahí la necesidad de formar parte de una estrategia común junto a los países iberoamericanos para defender nuestra lengua y nuestra cultura. No con tintes de superioridad, como fue la intención de adscribir la política lingüística a la marca España por parte del anterior presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sino dentro de la estrategia panhispánica puesta en común con Iberoamérica. “Somos un 8% de los hablantes de español en el mundo, una pequeña parte, debemos afrontar los retos con humildad y en conjunto con nuestros países hermanos”, ha añadido el poeta granadino. Por eso, García Montero pretende convencer a sus socios iberoamericanos de crear una asociación parecida a la que reúne en la Eunic (European Union National Institutes for Culture) a instituciones de la lengua y culturales europeas.

“Creo que daba buenos resultados. Además a los niños y jóvenes de Gibraltar les han quitado el español de su plan de estudios, así que hay mucha demanda”

Apenas tres meses han bastado para que la estrategia del Cervantes dé un vuelco. Habrá que ver si las cifras acompañan. Para la expansión, García Montero necesita más recursos. A los 124 millones de euros de este año, plantea una subida del 5%, hasta 131 millones. “A ver si nos la aceptan”, ha dicho junto a la recién nombrada secretaria general de la institución, Carmen Noguero.

Además, García Montero ha adelantado otras medidas internas. Como la que afecta a la sede madrileña, en la calle Alcalá. “Queremos que se convierta en un museo de la lengua”, afirmó. Dejar el espacio expositivo para una plataforma fija en torno al idioma, y no para muestras temporales. Habrá  diversas exposiciones que serán itinerantes por los centros.

A todo ello, el director ha anunciado también la incorporación al patronato de figuras de la creación muy importantes, dentro del ámbito hispánico: “Joan Manuel Serrat, María Victoria Atencia, José Carlos Plaza, Estrella de Diego, Piedad Bonnett, Mariano Barroso y Ricardo Darín”, a los que se suman también personalidades de la empresa como César Alierta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >