Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el empresario Juan Huarte, gran mecenas del escultor Jorge Oteiza

Economista navarro, impulsó la obra del arquitecto Sáenz de Oiza y creó la productora de cine de autor X Films

El empresario Juan Huarte (izquierda) en una imagen con el escultor Jorge Oteiza.
El empresario Juan Huarte (izquierda) en una imagen con el escultor Jorge Oteiza.

El empresario y mecenas navarro Juan Huarte Beaumont falleció el pasado viernes, 7 de septiembre, a los 93 años, en Madrid. Huarte, nacido en Pamplona, el 11 de julio de 1925, fue un gran impulsor de la cultura y el arte y respaldó, sobre todo, la labor del escultor vasco Jorge Oteiza (1908-2003), con quien mantuvo una gran amistad. También respaldó la obra del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza (1918-2000), con quien construyó en Madrid, en 1969, el edificio de Torres Blancas, y a los creadores del vasco Grupo Gaur con artistas como Rafael Ruiz Balerdi y Pablo Palazuelo.

La Fundación Museo Jorge Oteiza manifestó su "profundo dolor" por el fallecimiento de Juan Huarte, del que destacó su papel "en el origen" de esta institución, en 2003, de la que fue el primer presidente de su patronato. Esta fundación subraya, asimismo, el "entusiasmo y dedicación" de Huarte en la "construcción del museo de Alzuza, llevado a cabo por Francisco Javier Sáenz de Oiza. Y añadió que "tras el fallecimiento de Oiza y Oteiza, Juan Huarte siempre veló por que el hermoso y valioso legado al pueblo de Navarra de la obra de Oteiza quedase dignamente custodiado en Alzuza".

Economista y hombre de profundas convicciones religiosas, en su trayectoria destaca también la creación, en 1963, de la productora X Films, para dar aliento al cine de autor. En ella realizaron sus primeros cortometrajes cineastas como José Luis Garci, José Luis García-Sánchez y Antonio Giménez Rico y comenzó su andadura José María González-Sinde, uno de los más importantes directores del cine español.

Huarte apoyó al laboratorio de música Alea, en Madrid, y a su artífice, el compositor Luis de Pablo. El empresario participó además en la creación de la revista Nueva forma, que entre 1968 y 1975 se ocupó, principalmente, de las novedades en arquitectura, urbanismo y diseño. Su compromiso con la cultura le llevó a organizar los Encuentros de Pamplona, en 1972, en los que más de 300 artistas de distintas disciplinas tomaron la capital navarra para dar a conocer, en los últimos años del franquismo, las líneas más vanguardistas de la creación en España.

Su gran formación le llevó a ser autor de una decena de libros, entre los que sobresalen, La realidad primaria de lo económico y el sentido de la economía (1980), Una lectura crítica de El Capital (1981), La evolución y el hombre (1986), Hacia una concepción integral del liberalismo (1987) y Más allá del Big Bang (2005).