Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Real Academia de Bellas Artes cierra tres salas por daños ocasionados por las obras en la calle Alcalá

La institución, que desde 1752 cuenta con algunos de los fondos de pintura y escultura más importantes de España, ha notificado daños en la escultura 'Hércules Farnese'

real academia de bellas artes
José María Luzón, director del Museo de la Real Academia de San Fernando.

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que desde 1752 cuenta con algunos de los fondos de pintura y escultura más importantes de España, ha notificado este sábado la existencia de daños en al menos una de sus esculturas, el Hércules Farnese, que atribuye a "los trabajos que se están realizando en las proximidades del edificio". Varias obras se encuentran actualmente en ejecución en las cercanías del museo, vinculadas al proyecto para unir seis edificios protegidos de la calle Alcalá y de la plaza de Canalejas en una única manzana, para construir un hotel y un centro comercial junto a la Puerta del Sol.

La cuenta oficial de Twitter de esta institución, la de más larga trayectoria y mayor vigencia cultural en España, informa de que por este motivo han sido clausuradas tres salas que dan a la calle Alcalá de Madrid, concretamente las número 19, 20 y 21, que acogen piezas de Francisco de Goya, Giuseppe Arcimboldo, Pedro Pablo Rubens y Anton Van Dyck.

"Lamentamos estos inconvenientes provocados por causas ajenas a la Academia", concluye el mensaje, en el que se da cuenta de que por estos cierres la entrada al resto de dependencias será con billete reducido.

En esta cuenta oficial, la Real Academia se hace eco seguidamente de las informaciones publicadas este sábado por el diario ABC que muestran las "grietas de considerable tamaño" encontradas en la escultura del Hércules Farnese. Se trata de una pieza de 3,18 metros de alto, perteneciente a la colección de Alessandro Farnese, que fue adquirida por el pintor Diego Velázquez por encargo del rey Felipe IV junto a una veintena de réplicas en yeso de esculturas antiguas que en 2005 fueron sometidas a un proceso de recuperación de su aspecto original.

"En restauración no se han atrevido a hacer nada con los yesos. Sólo repintes, ya que se trata de un material muy poroso y no se sabía cómo tratarlo"; así que lo más sencillo era poner encima aceite o pintura, con lo que algunas piezas soportan hasta ocho capas diferentes", explicaron entonces a EFE los profesionales encargados de su tratamiento. Instalado desde 1784 en un zaguán a la entrada del Palacio Goyeneche, sede definitiva de la Academia de Bellas Artes, este "Hércules" guardaba además un secreto: un manuscrito en la peana del vaciado.

Más información