Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN POCAS PALABRAS

Álvaro Perdices: “La desobedicencia y sus poéticas me llevaron al arte”

El artista y coordinador de exposiciones del Prado presenta en Bilbao dos videocreaciones sobre el nacimiento de la pintura

Álvaro Perdices, visto por Setanta.
Álvaro Perdices, visto por Setanta.

Álvaro Perdices (Madrid, 1971) es este verano un artista omnipresente. Con un pie en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, donde presenta las videocreaciones Negro y luz y su coproducción con el cineasta Andrés Sanz, Jardín infinito, A propósito del Bosco,-dos ensayos sobre pintura- también exhibe sus Estudios para Diskochekas en el CA2M de Móstoles (Madrid).

 ¿Qué obra o artista o experiencia le hizo querer ser artista? La desobediencia y sus poéticas como manera saludable de estar en el mundo.

¿De qué obra ajena le habría gustado ser autor? Day is Done, de Mike Kelley, una obra clave que digiere los medios y los postpopppppppppps.

¿Qué echa de menos de Los Ángeles? Como se conjugan los textos, la gente, el paisaje y su arquitectura en una suerte de bricolage en equilibrio constante.

¿En qué cambia el Prado de noche respecto al día (además de la luz y de estar vacío)? Suena a cliché, pero las figuras y la pintura saltan materialmente en la intimidad del silencio.

¿Cuál es la mejor hora de la noche en el museo? La privilegiada, cuando no hay nadie más, y uno esta solo con las obras.

¿Qué rincón de El jardín de las delicias es su favorito? Esquina inferior izquierda del Jardín (tabla central). Dos personas iguales pero con diferente melanina miran al Paraíso de la tabla izquierda.

¿Y su obra favorita del Prado en general? Argos y Mercurio, obra final de Velázquez donde no se justifica ante nadie y donde el desenfoque y la crudeza material campan a sus anchas.

De no ser artista le habría gustado ser… Jardinero ensimismado del Botánico.

¿Qué suceso histórico admira más? Muchos. Por cercanía y desobediencia civil, el 28 de junio de 1969, Stonewall riots.

¿Cuál es la película que más veces ha visto? Othon [Los ojos no quieren estar siempre cerrados o Tal vez un día Roma se permita decidir por sí], 1970, de Jean Marie Straub y Danièle Huillet.

Si tuviese que usar una canción o una pieza musical como autorretrato, ¿cuál sería? Dirty Boots, de Sonic Youth.

¿Qué encargo no aceptaría jamás? Las finanzas de un museo.

¿Qué está socialmente sobrevalorado? La televisión y su ciudad.

¿A quién le daría el próximo premio Velázquez? Francis Alys.