Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El museo Van Gogh y la galería Mauritshuis concluyen su colaboración con Shell

Las tres partes hablan de fin de contrato; los activistas contra la presencia de la petrolera en la cultura se felicitan por el cambio

Fachada del Museo Van Gogh, en Ámsterdam.
Fachada del Museo Van Gogh, en Ámsterdam. EL PAÍS

Dos famosos museos holandeses, el dedicado a Van Gogh, en Ámsterdam, y la galería Maurithuis, en La Haya, especializada en el Siglo de Oro, han liquidado su colaboración con Shell. La multinacional patrocinó durante 18 años al primero, y desde 2012 al segundo. Las tres partes aseguran que se trata de “un acuerdo mutuo”. Fossil Free Culture, un grupo de artistas, investigadores y ecologistas críticos con la presencia de la petrolera en la cultura, se felicitan por el cambio.

En 2017, British Petroleum (BP) canceló en Reino Unido su relación con la Galería Nacional Tate, compuesta por cuatro centros de arte. Anduvieron juntos 27 años, y BP atribuyó su salida a “los retos financieros” afrontados por el sector. De todos modos, mantiene su relación con el Museo Británico y la National Portrait Gallery londinenses.

La holandesa Shell, por su parte, financiaba actividades del museo Van Gogh desde hace casi dos décadas. Ayer, los portavoces de la sala evitaron relacionar la situación con las críticas de los ecologistas. Aseguran que una vez concluida “la investigación acerca de la obra del pintor, con el apoyo científico de la petrolera, se ha cerrado un ciclo”. Ello a pesar de que el último catálogo sobre el que han trabajado juntos, dedicado a la etapa final del artista, solo verá la luz en 2021. Desde Shell, sus responsables hablan de “una buena relación con el Van Gogh”. “Si en el futuro hay proyectos interesantes tal vez la retomemos”.

Protestas continuadas


Los miembros de Fossil Free Culture, agrupación radicada en Holanda, han organizado en los últimos años protestas contra la falta de ética del museo por asociarse con la multinacional. Todas se llevaron a cabo en días de gran afluencia de público. KLM, Heineken, Akzo Nobel o Hyundai siguen patrocinando al Van Gogh.

La galería Mauritshuis ofrece una explicación similar a la de sus colegas de Ámsterdam. “Nuestra cooperación con Shell se remonta a 2012. Nos ayudaron cuando cerramos para renovar el edificio, y hasta la reapertura, en 2014. Luego ha participado en el análisis de la obra Jan Steen [contemporáneo de Rembrandt]. Pero siempre se supo que era un contrato de seis años, agotado el pasado 1 de julio”. En 1990 y 2007, Shell patrocinó varias muestras en la sala.

Sin embargo, Fossil Free Culture acude al informe financiero de 2017, de la galería. “En la página 36, Mauritshuis califica de crucial para el futuro a largo plazo del museo, el apoyo de Shell. La lotería BankGiro Loterij, y la aseguradora Nationale-Nederlanden, son ahora los principales apoyos de la pinacoteca.