Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emmanuelle Seigner rechaza entrar en la Academia de los Oscar que echó a su marido

La esposa de Roman Polanski califica la invitación de “hipocresía insoportable”

Emmannuelle Seigner y Roman Polanski en Cannes en 2017
Emmannuelle Seigner y Roman Polanski en Cannes en 2017 EFE

“¡No, gracias!”. La respuesta de Emmanuelle Seigner a la invitación para formar parte de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ha sido contundente. Y dura. En una carta abierta publicada este domingo en el dominical Journal du Dimanche, la actriz francesa se indigna por lo que considera una “propuesta injuriosa”. Y acusa a la institución que cada año entrega los Oscar de mostrar una “hipocresía insoportable” al ofrecerle formar parte de un organismo que acaba de expulsar a su marido, el realizador Roman Polanski, “solo por satisfacer el espíritu de los tiempos que corren” tras la oleada feminista del movimiento #MeToo.

“Se me ha pedido entrar en la Academia, junto con otras actrices, en nombre de una muy necesitada feminización. ¿Cómo puede nadie dudar de mi preocupación por la igualdad entre hombres y mujeres? Siempre he sido feminista. Pero, ¿cómo puedo ignorar el hecho de que hace unas semanas la Academia expulsó a mi marido, Roman Polanski, en un intento de satisfacer el Zeitgeist?”, escribe la actriz de 52 años, casada con el director desde 1989 y con quien tiene dos hijos.

No es la primera vez que Seigner sale en defensa de su marido y que critica la oleada de denuncias que surgió tras el escándalo de abusos sexuales del productor Harvey Weinstein. “En todas las luchas hay reivindicaciones justas y otras desproporcionadas. Ahora estamos yendo demasiado lejos”, dijo a comienzos de año en una entrevista en Italia.

El director francopolaco, de 84 años, lleva cuatro décadas prófugo de la justicia estadounidense por haber mantenido relaciones sexuales en 1977 con una joven de 13 años, Samantha Geimer. A comienzos de mayo, fue expulsado de la Academia junto con el actor Bill Cosby. Es “la misma Academia que en 2002 le dio el Oscar por El pianista. ¡Qué caso más curioso de amnesia!”, ironiza ahora Seigner, para quien “por supuesto, los artistas no están exentos de la justicia”. Pero, puntualiza, esa justicia “debería ser la misma que existe para todos, no una justicia que viola sus palabras y sus propios principios”.

Polanski, recuerda Seigner en su carta, “es el creador de personajes femeninos inolvidables interpretados por Sharon Tate, Catherine Deneuve, Mia Farrow, Faye Dunaway, Nastassja Kinski y Sigourney Weaver”. El realizador “no se parece en nada a esa caricatura machista, a ese síntoma del mal que asola el cine”, insiste. Por ello, continúa, la “propuesta injuriosa” de invitarla a formar parte de una Academia que ha expulsado a Polanski constituye “la gota de agua que ha desbordado el vaso”. Ustedes “me ofenden, y eso que dicen querer proteger a las mujeres”, acusa a la junta de gobernadores que dirige la institución y que ha realizado las invitaciones a 928 nuevos miembros, incluida la ahora rechazada por Seigner.

Más información