Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Picasso protagoniza el otoño en la Fundación Mapfre

La propuesta expositiva estará dedicada al Mediterráneo como inspiración de artistas, al pintor malagueño en diálogo con Picabia y a Humberto Rivas, un fotógrafo "infravalorado"

'Los pichones' (1957).
'Los pichones' (1957).

En otoño el Mediterráneo llegará a Madrid. Le llevarán artistas como Sorolla, Ignacio Pinazo, Anglada Camarasa, Monet, Cézanne, Matisse, Giorgio de Chirico o Picasso. Su luz, sus colores y sus obras desembarcarán con Redescubriendo el Mediterráneo a las salas de exposiciones de la Fundación Mapfre a partir del 10 de octubre. Una ambiciosa muestra que reúne más de 140 piezas de unos 70 prestatarios sobre este mar que ha servido de nexo entre los pueblos que une y separa. Tanto a la historia del arte francesa como a la española le faltaría una de sus señas de identidad sin él. Lo mismo se podría decir de un artista como Picasso.

Esta muestra está inscrita en el marco de Picasso-Mediterráneo, una iniciativa que desde abril del año pasado (y hasta 2019) indaga en los vínculos de este artista y el mar que baña la ciudad que le vio nacer. La Fundación Mapfre es una de las 60 instituciones que participan en este programa y no solo con la exposición mediterránea, también con Picasso-Picabia, que se podrá ver en Barcelona a partir del 13 de octubre. A través de 150 piezas (pintura, artes gráficas, cartas, revistas y fotografías) se establecerá un diálogo entre estos dos artistas fundamentales del siglo XX. La muestra está organizada con el Museo Granet de Aix-en-Provence donde se encuentra actualmente.

'María', 1978. Fotografía de Humberto Rivas.
'María', 1978. Fotografía de Humberto Rivas.

No podía faltar la apuesta fotográfica en la madrileña calle de Bárbara de Braganza (del 20 de septiembre hasta el 6 de enero del próximo año), una retrospectiva sobre Humberto Rivas, un fotógrafo argentino, no muy conocido e “injustamente valorado, aunque bien representado en nuestra colecciones”, según Pablo Jiménez Burillo, director de cultura de la Fundación Mapfre. Rivas vivió en Barcelona desde 1976 y hasta su muerte en 2009, allí construyó unas imágenes que transpiran sensibilidad y muestran su forma de entender la realidad. Fue creador de una nueva manera de documentar y de presentar la huella del tiempo a través de un estilo sobrio.

Jiménez Burillo, además, adelantó importantes citas para 2019. Siguiendo con la fotografía anunció una muestra de Berenice Abbott, una artista que participa en los círculos de Vanguardia y que reivindica su figura en el arte como sujeto activo, no como objeto pasivo. Y la gran exposición que se podrá ver a partir de febrero en las salas madrileñas del Paseo de Recoletos sobre las Vanguardias rusas. “Uno de los proyectos más ambiciosos que hemos realizado”, asegura el director, con obras maestras de primer orden de Chagall a Malevich. Solo se podrá ver en Madrid por la complejidad que supondría que viajaran las pinturas que han conseguido que los museos rusos les presten.

Una celebración otoñal del arte, que como ha dicho este jueves Jiménez Burillo con respecto a la exposición dedicada a redescubrir el Mediterráneo, es una celebración, transmite alegría.

Más información