Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Vinnie Paul, fundador y batería de Pantera y Hellyeah

El músico de Dallas era considerado un maestro en el toque del bombo con doble pedal

Vinnie Paul, en una foto sin datar.
Vinnie Paul, en una foto sin datar.

Vinnie Paul, fundador y batería de Pantera, de 54 años, ha fallecido por causas que de momento no han sido reveladas, según ha comunicado la familia a través de un comunicado en Facebook, en el que no ofrece más detalles. Vinnie Paul, cuyo verdadero nombre era Vincent Paul Abbott, se hizo famoso por la potencia de su toque de doble bombo, que llegó a dar nombre comercial a un tipo de pedal de batería. Actualmente se mantenía activo con el grupo Hellyeah

"Vincent Paul Abbott alias Vinnie Paul ha muerto. Paul es mejor conocido por su trabajo como baterista en las bandas Pantera y Hellyeah. No hay más detalles disponibles en este momento. La familia pide que respete su privacidad durante este tiempo", reza el comunicado.  

La forma de tocar de Paul, nacido el 11 de marzo de 1964 en Dallas (Texas, EE UU), ha dejado huella en el metal norteamericano, tanto por su trabajo en Pantera o Damageplan, como por sus conciertos con Hellyeah, formado por exmiembros de varios grupos, como Kyle Sanders o Christian Brady.

La vida de Paul estuvo marcada por su hermano Dimebag Barrell Abbott, con quien fundó Damageplan y Pantera. Pero este guitarrista también de Pantera fue asesinado el 8 de diciembre de 2004 por un fan que lo acusaba de haber sido el causante de la separación de la banda. El asesino se llamaba Nathan Gale y le pegó 15 tiros. Los hermanos eran hijos de Jerry Abbott, compositor de country.

Aunque ignorado fuera del circuito de amantes del thrash, Pantera   –un cuarteto cultivado entre discos de Black Sabbath y Judas Priest– despachó durante sus 13 años de apogeo siete millones de copias en Estados Unidos y una cantidad ligeramente inferior en el resto del mundo. La primera formación de Pantera se autoeditaba los discos y era una banda comparativamente ligera, muy preocupada por la imagen. La entrada del cantante Phil Anselmo supuso un cambio de look y un endurecimiento que dio sus frutos cuando saltaron a una compañía grande.

Pantera mantuvo esa línea brutal, sin acusar recibo de la llegada del grunge y sucesivas tendencias. La crudeza de su sonido y la furia ciega de sus letras les encerró en su mercado, donde contaban con público suficiente para colocar Far beyond driven, su disco de 1995, en el número uno de Estados Unidos en su primera semana, aunque el trabajo preferido del núcleo duro de seguidores fuera el anterior, Vulgar display of power.

Más información