Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desembarco americano de Rodrigo Fresán

La novela 'La parte inventada' gana en EE UU el Best Translated Book Award a la mejor novela extranjera

El escritor y periodista argentino Rodrigo Fresán, en Barcelona, en abril de 2014.
El escritor y periodista argentino Rodrigo Fresán, en Barcelona, en abril de 2014.

Recién llegado de una extenuante pero apasionante gira por Estados Unidos, que le ha llevado a recorrer pequeñas y, dice, "maravillosas", librerías de nueve ciudades —Nueva York, Rochester, Ithaca, Chicago, Houston, San Francisco, Oakland, Berkeley y Portland—, Rodrigo Fresán (Buenos Aires, 1963) descubre que su monumental y ambiciosa penúltima novela, La parte inventada, que pertenece a una trilogía que explora hasta el último recoveco de la mente de un escritor que podría ser en realidad todos los escritores, ha ganado, el pasado 31 de mayo, el Best Translated Book Award a la mejor novela extranjera, algo que le parecía, de entrada, inconcebible. "La editorial que la publica, Open Letter, lo ganó el año pasado, así que di por hecho que era imposible", asegura por teléfono, apresurándose a recordar que, para él, el premio son los lectores, "y tener buenos editores".

El jurado de tan prestigioso galardón, que distingue la traducción de Will Vanderhyden y, por supuesto, la labor editorial, además de la obra del escritor —"y eso es lo mejor: que es un premio compartido", dice—, consideró que "La parte inventada entrelaza lo intelectual, lo emocional y lo estético, creando una historia entretenida, triste y optimista a la vez, que muestra que hay nuevo territorio en la novela y nuevas estructuras por construir. Este libro es tan generoso como desafiante, tan nostálgico como esperanzado. Rodrigo Fresán es un genio y el traductor traslada esa maestría y todos los matices de su obra al inglés".

Como creyente únicamente "en aquello que cree" en él, esto es, los libros y otros creadores, Fresán lo celebró yéndose al cine con su hijo Daniel. "No puede ser casualidad que se reestrene 2001: una odisea del espacio el mismo día en que me entero de algo así, siendo la película que más veces he visto, y clave en La parte inventada".

En su paso por EE UU, el autor de El fondo del cielo —la siguiente de sus novelas, que se publicará allí, también vía Open Letter— comprobó cómo, por primera vez, el mercado estadounidense parece realmente abierto a la literatura traducida. "Hay un enorme interés, después de tantos años de cerrazón, algo que quizá sea consecuencia de la presión de Trump en el sentido contrario", apunta. También señala el entusiasmo de los nuevos pequeños libreros, que en muchos casos son escritores, por novelas como las suyas. Aún en shock, recordaba que Mark Haber, responsable de Brazos Bookstore, librería de Houston, le recibió con una primera edición de El desayuno de los campeones autografiada por el mismísimo Kurt Vonnegut. "Le dije que no podía aceptarla pero me dijo que me había estado esperando", añade.

El premio ganado ahora se suma al Roger Caillois que recibió el año pasado por su trayectoria. La parte recordada, cierre de la trilogía, se publicará en España en octubre de 2019.