Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘La Diosa Razón’, la obra más buscada de los Machado, sale a la luz

La Fundación Unicaja cierra con siete descendientes de los autores la compra de 4.570 documentos

Antonio (izquierda) y Manuel Machado, en una imagen sin datar.
Antonio (izquierda) y Manuel Machado, en una imagen sin datar.

Han pasado 79 años desde que Antonio Machado murió en el exilio de Collioure (Francia), para huir de la Guerra Civil, que acabó apenas mes y medio después, y 71 años desde que falleció su hermano mayor, Manuel, en Madrid, también poeta y dramaturgo. Ahora podrá saberse más de sus vidas y de su proceso creativo, de lo que les preocupaba a la hora de escribir y de sobrevivir, gracias a la reunión de 4.570 documentos que estaban dispersos entre siete sobrinos nietos de los escritores y que la Fundación Unicaja, presidida por Braulio Medel, ha adquirido en un acuerdo rubricado hoy, miércoles.

Cartas, piezas de teatro, algunas casi terminadas y otras en ciernes; borradores de poemas, fotografías, documentos personales... todos estos valiosos papeles, la mayoría manuscritos, estaban repartidos "entre Madrid, Praga y Chile", ha adelantado a EL PAÍS el escritor Antonio Rodríguez Almodóvar, estudioso machadiano, que ha supervisado toda esta documentación.

En cuanto a la parte más literaria de este legado, Rodríguez Almodóvar se muestra eufórico por la aparición de una obra de teatro inédita, de la que apenas se tenían referencias y que no fue llevada a escena, La Diosa Razón, escrita a cuatro manos por los Machado, como era costumbre en ellos. La Diosa Razón es un drama en tres actos ambientado en 1789 en la Francia revolucionaria, protagonizado por Teresa Cabarrús, una mujer real, de la nobleza madrileña, que vivió entre 1783 y 1835. La trama amorosa que vive Cabarrús se entrevera con con los acontecimientos históricos del momento. "Es, en definitiva, el documento más valioso de todo este legado, de fecha desconocida pero probablemente cercano a la Guerra Civil", asegura Rodríguez Almodóvar. Como curiosidad, EL PAÍS dispone de la primera página de esa obra, una didascalia escrita por José Machado, el hermano que acompañó al poeta al exilio:

Primera página de 'La Diosa Razón', obra teatral inédita de los hermanos Machado.
Primera página de 'La Diosa Razón', obra teatral inédita de los hermanos Machado.

"Decoración única durante toda la obra. Amplia sala en casa de los marqueses de Castellar. Una puerta grande al fondo que da a una galería. Puertas laterales a derecha e izquierda que dan una al comedor y la otra a la capilla de la casa. En las paredes, los tres retratos de antepasados y el espejo y la panoplia con armas a que se alude en el texto. Ventana lateral izquierda. En esta decoración debe predominar un tono de sobriedad y buen gusto aristocrático".

También hay varios borradores de otra pieza teatral, esta más conocida: Adriana Lecouvreur, actriz de la Comedia francesa del siglo XVIII y que había inspirado una ópera. Siguiendo el capítulo teatral, hay un borrador incompleto de Las tardes de la Moncloa y bocetos de obras ya conocidas como El hombre que murió en la guerra, Julianillo Valcárcel, La duquesa de Benamejí, La prima Fernanda, Las adelfas y La Lola se va a los puertos. A ello se suman manuscritos de obras de Calderón y Lope adaptadas por ellos, ha informado la Fundación Unicaja en una nota.

Asimismo, hay "numerosísimos borradores de poemas de los dos", lo que permite hacerse una idea de cómo era "el taller creativo de los hermanos, a través de estas hojas sueltas, muchas de ellas en papel de mala calidad", lo que denota sus dificultades económicas.

El mayor volumen de manuscritos pertenece a Manuel, con poemarios, prosas de diversos asuntos, reflexiones personales, artículos de prensa y documentos más pedestres, como contratos o donaciones. Llama la atención un manuscrito sobre la saeta, como género flamenco, "que no precisa el concurso de la guitarra. Suele tener por acompañamiento, en cambio, algo tan maravillosamente polícromo como la calle sevillana en noche de Semana Santa".

Mientras que del creador de Soledades se incluyen borradores de poemas y, más anecdótico pero seguro que interesante, el "cuaderno de trabajo que Antonio Machado tenía para preparar sus clases de literatura española, 103 páginas que abarcan desde las primeras manifestaciones literarias hasta los Reyes Católicos". Se conocía la segunda parte de este Cuaderno de Literatura, pero la primera ha aparecido ahora. También hay una carta a su madre para darle cuenta de la salud de Leonor, su esposa.

Entre la veintena de misivas, desconocidas hasta hoy, subraya Rodríguez Almodóvar los testimonios emotivos que se cruza la familia tras la muerte del autor de Campos de Castilla y de su madre, Ana Ruiz, en Collioure, en febrero de 1939. Y una de la misma Leonor a su suegra, "único manuscrito conocido de ella".

Hay algunas "estremecedoras", como la del propio Antonio Machado contando a una de sus sobrinas, Eulalia, sus pasos huyendo de la guerra. Los Machado, como tantas familias tras la Guerra Civil, quedaron desgajadas entre los que quedaron en España y los que emigraron, como los descendientes de José Machado. Actualmente, son siete los herederos de Manuel y Antonio Machado, aunque estos no tuvieron descendencia directa, sí sus hermanos José y Francisco. Cada uno de estos tuvo tres hijas. De la línea de José (emigrado finalmente a Chile) hay tres herederos, mientras que de la de Francisco (que permaneció en España) son cuatro.

Ya hay diez volúmenes

La colección completa de los fondos entregados por los siete sobrinos nietos a la Fundación Unicaja se depositará en Sevilla. La Fundación Unicaja sumará a este corpus el fondo que adquirió en 2003 y editó en diez volúmenes de facsímiles. Ahora, ha anunciado esta entidad, comenzará una labor de revisión exhaustiva por un grupo de expertos de todos los documentos.