Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere la pintora Joy Laville a los 94 años

La pintora y exesposa del escritor Jorge Ibargüengoitia falleció en el Estado de Morelos por un derrame cerebral

Joy Laville pinta un cuadro en Cuernavaca.
Joy Laville pinta un cuadro en Cuernavaca. EFE

Joy Laville falleció en Jiutepec, Morelos, a los 94 años. La pintora con una extensa obra y pareja del escritor Jorge Ibargüengoitia murió en su casa a consecuencia de un derrame cerebral. La artista es conocida por sus coloridas obras de tonalidades pastel con figuras estilizadas y celebró diversas exposiciones en México, además de Nueva York, París, Londres y Barcelona. El fallecimiento fue confirmado por Graco Ramírez, el gobernador del Estado.

Laville nació en 1923 en la isla de Wright, en Gran Bretaña. En 1946, tras la Segunda Guerra Mundial, cruzó el Atlántico para radicar por varios años en Canadá. En el norte del continente conoció la obra de Diego Rivera y el muralismo mexicano. Esto despertó su curiosidad y viajó a México cuando tenía 33 años. Se asentó en San Miguel de Allende, en el Estado de Guanajuato. Allí comenzó a hacer obra en el reputado Instituto Allende, una escuela de estudios superiores de arte. Allí coincidió con Roger von Guten, un suizo que se naturalizó mexicano en 1980. Algunos críticos consideran a Van Guten uno de los maestros de Laville, aunque la opinión no es indiscutible porque él llegó al instituto un año después que ella. No obstante, la pintura de los dos quedó hermanada desde aquellos días en San Miguel.

Laville conoció a Jorge Ibargüengotia en 1965. Iniciaron una relación de amistad hasta que en 1973 ambos se casaron en segundas nupcias. En 1967, con motivo de una exposición en la Ciudad de México, el escritor describió el trabajo de su futura esposa en un catálogo para la muestra. “Joy Laville sabe ver, sabe recordar, sabe poner colores sobre una superficie plana y tiene la rara virtud de poder participar en el pequeño mundo que la rodea”, escribió el autor de Dos crímenes. Ambos se mudaron a París en 1979.

Todo lector de Ibargüengoitia es también conocedor de la obra de Laville. En el comedor de la casa de la pareja colgaba un cuadro con una mujer desnuda con los brazos abiertos. La imagen pintada por Laville estaba inspirada en las fotografías de Diane Arbus sobre la gente del circo. A Ibargüengoitia le gustó tanto la pintura que llamó a Joaquín Mortiz para que esa fuera la portada de Las muertas, su novela basada en Las Poquianchis, un caso de nota roja que escandalizó a la sociedad mexicana. Desde entonces, alrededor de 1977, todos los escritos de Jorge quedaron ilustrados por Joy.

Ibargüengoitia falleció en un accidente aéreo en noviembre de 1983. Laville vivía en París y después de un año decidió volver a México. Se instaló en Jiutepec, un apacible municipio colindante a Cuernavaca, la capital de un estado conocido por su buen clima y su vida pausada. En 2012 recibió la medalla de Bellas Artes por su trayectoria. Entonces le preguntaron qué influyó de México en su obra. “El paisaje, los colores, y muchas cosas, pero especialmente el paisaje”, dijo al diario La Jornada.

“Las pinturas de Joy Laville son espacios de tranquilidad, de solaz, también de soledad. Son en extremo atractivos, cualquiera desearía poseer esa Reina de la noche flanqueada por un gato enorme y por un ramillete de flores; sus formas estilizadas, sino decantadas están entregadas en su expresión mínima, sin balbuceo alguno. Es una maestra intimista de los espacios abiertos, que puede también cerrarse sobre sí mismos”, escribió la crítica Teresa del Conde en 2006.

La muerte de Laville sacude por segundo día consecutivo la comunidad cultural mexicana. Este jueves murió en Veracruz el escritor Sergio Pitol a los 85 años. María Cristina García Cepeda, la secretaria de Cultura mexicana, lamentó la muerte de la artista y dijo que lega toda una “obra llena de color sutil y sugestiva que tuvo su origen en los mares ingleses y su destino en la cultura mexicana”.

Más información