Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Loewe y el marqués de Griñón piden a la RAE modificar la definición de lujo

El Círculo Fortuny, la asociación española de las empresas de alta gama, consideran que la acepción actual es "bastante negativa"

Biblioteca de la Real Academia Española de la Lengua.
Biblioteca de la Real Academia Española de la Lengua.

El Círculo Fortuny, asociación española representante de las empresas e industrias de alta gama españolas, ha pedido a la Real Academia Española (RAE) que modifique la definición de la palabra "lujo", ya que la que existe "curiosamente es bastante negativa" y se puede "mejorar".

El presidente del Círculo Fortuny, Carlos Falcó, marqués de Griñón, ha explicado a EFE que en el diccionario la palabra "lujo" tiene que ver con "algo reservado a los ricos y que, de alguna manera, es ocioso y no sirve para nada".

"Yo creo que cabe una definición mejor", ha señalado Carlos Falcó, que se ha referido a las tres acepciones de esta palabra que existen en el diccionario de la RAE: la primera, "demasía en el adorno, en la pompa y en el regalo"; la segunda, "abundancia de cosas no necesarias", y la tercera, "todo aquello que supera los medios normales de alguien para conseguirlo".

Este asunto se trató en una reunión que celebró el comité del Círculo Fortuny, que desembocó en un compromiso entre el presidente de honor de esta asociación, Enrique Loewe, y el director de la RAE, Darío Villanueva, de "buscar una definición mejor; y están en ello".

Sin embargo, "esto lleva su tiempo", ya que "las cosas de las academias son lentas", teniendo en cuenta que "cualquier definición nueva tienen que aprobarla las academias hispanoamericanas".

Aunque "hay que dejar que los expertos trabajen", para Falcó, el lujo tiene que ver más por ejemplo con una experiencia que vivió el pasado diciembre con su hija mayor, Xandra Falcó, a la que hacía tiempo que no veía y con quien, en un día soleado, cocinó con el primer aceite de su cosecha delante de su casa una tortilla de patatas. "Esto es un lujo y hay que mantener esta definición".

El marqués de Griñón considera que la palabra lujo debería estar relacionada con "algo singular, donde participe la emoción", que "busque de alguna manera la cultura y que dé la sensación de que sea algo irrepetible".

La Real Academia Española (RAE), por su parte, estudia la modificación de la definición de la palabra "lujo" tras una petición recibida por parte de empresarios, según han confirmado este lunes a Europa Press fuentes de la institución.

Fuentes de Loewe han precisado que esta petición parte del presidente de Honor del Círculo Fortuny, Enrique Loewe, y no de la firma de moda, tal y como había señalado en un primer momento la RAE.

La Academia han precisado que la modificación de esta palabra "aún no está aprobada" y de momento se está estudiando esta petición. Según ha explicado, se trata de un "proceso largo" en el que el posible cambio en la definición de esta palabra se decidirá con el resto de academias hispanoamericanas.

En primer lugar, la RAE debe aprobar la modificación y luego las 22 academias hispanoamericanas darán su visto bueno para que el cambio sea efectivo. En ese caso, la nueva definición aparecería en la actualización del DRAE, que se producirá en diciembre.

Actualmente, el Diccionario de la RAE define lujo como "demasía en el adorno, en la pompa y en el regalo, "abundancia de cosas no necesarias" y "todo aquello que supera los medios normales de alguien para conseguirlo".