Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Y Volpi sí compareció por Skype

Al escuchar el nombre del ganador de boca de Fernando Savater, donostiarra español y ahora mexicano ilustre, la sala del Casino de Madrid dio un alarido

Desde la izquierda, Ray Loriga, Javier Reverte, Juan José Millás y Santiago Roncagliolo este miércoles en el Casino de Madrid.
Desde la izquierda, Ray Loriga, Javier Reverte, Juan José Millás y Santiago Roncagliolo este miércoles en el Casino de Madrid.

El año pasado, con Ray Loriga y su Rendición, la entrega fue presencial. Este año, a Jorge Volpi y su euforia contenida, los recibimos desde México por Skype en una ceremonia presentada por la periodista Pepa Hernández. De esa forma fue investido el autor con el XXI Premio Alfaguara. En su caso, todo legal, no como pretenden otros.

Sí apareció de nuevo Loriga, ganador en cuerpo de la anterior edición. Sentado a la mesa, seguía recibiendo enhorabuenas por haberse llevado el Premio Alfaguara en 2017, aparte de abrazos y pésames madridistas por la mala racha futbolística. No sufrió al plantar el relevo ante su sucesor por Una novela criminal. Ha disfrutado la experiencia de su Rendición, lanzada ahora como audiolibro, y sin dar muestra de esa horterada que es la nostalgia gratuita, se alegró mucho del fallo.

Lo mismo que otros tantos. Al escuchar el nombre del ganador de boca de Fernando Savater, donostiarra español y ahora mexicano ilustre, la sala del Casino de Madrid dio un alarido. Había muchos colegas presentes. Otros antiguos vencedores como el peruano Santiago Roncagliolo, por ejemplo, o José Ovejero, un recién galardonado con el Fernando Quiñones como Jorge Benavides, maestros como Juan José Millás y Rosa Montero, mezclados con superventas como Javier Castillo o Elisabet Benavent.

"A partir de este año, se otorgará el último miércoles de enero. Así puede estar en la calle el 15 de marzo y llegar a las ferias de América Latina y España”, anunció Núria Cabutí

El primero ha roto récords con El día en que se perdió la cordura (Suma) –más de 100.000 ejemplares- y ahora trata de seguir rumbo de trilogía con El día en que se perdió el amor. La segunda ya ha alcanzado el millón de copias con sus variaciones sobre sus personajes de Valeria, Sofía y similares.

También comparecieron comunicadores con libro o novela en mano, caso de Macarena Berlín o Sandra Barneda. Actores de talla clásica y planta cántabra como Antonio Resines, editores de todos los sellos de Penguin Random House –que darían ya para llenar un trasatlántico-, libreros de fuste, como Lola Larumbe, de la Rafael Alberti, críticos de látigo fino y elogio cotizado… Políticos, además: mucho centro de Ciudadanos, con Marta Rivera de la Cruz y Félix Álvarez, Felisuco. También líderes más escorados a la izquierda, como el socialista Pedro Sánchez, que acompañó en la mesa a la directora general de Penguin Random House, Núria Cabutí.

Esta anunció la futura ruta del Alfaguara: “A partir de este año, se otorgará el último miércoles de enero. Así puede estar en la calle el 15 de marzo y llegar a las ferias de América Latina y España”, aseguró. Nueva estrategia, pues. Otro formato: “Y cuando los editores hablamos de nuevo formato hablamos de búsqueda de nuevos lectores”, aseguró. La novela de Volpi tiene ingredientes para ello. Ojalá coseche.