Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por JUAN CARLOS GALINDO

Espías, clásicos y ‘thrillers’: 11 novelas negras para el frío

Una lista de grandes autores y propuestas de todo tipo para disfrutar de la lectura

Espías, clásicos y ‘thrillers’: 11 novelas negras para el frío
getty

Parece que por fin ha llegado algo similar al frío y esperemos que no tarde en hacer lo mismo la lluvia de manera que, por si alguien necesita excusas, tengamos el ambiente perfecto para una tarde de lectura. Además, se avecina un puente de esos que en su día iban a eliminar en aras de la productividad y que dará a aquellos letraheridos con menos tiempo algunos ratos de lectura. Por todo eso, y por aquellos que no necesitan ninguna excusa para meterse de lleno en un libro, vamos con una de esas listas que, como ocurrió en verano con los libros de bolsillo, o en otras ocasiones con recomendaciones de thrillers, cuentan con el apoyo entusiasta de ustedes, queridos lectores.

En esta ocasión, una buena mezcla de novela negra española, espías por partida doble, un poco de la mejor ficción criminal británica, un clásico con honores, un viaje a Mongolia y alguna cosa más para que lean y disfruten.

Vivan los espías

  • Eva, Arturo Pérez Reverte (Alfaguara). Lo mejor de Falcó antes y ahora de Eva es que Pérez Reverte ha hecho exactamente lo que pretendía: una novela de espías con todos los elementos clásicos, buena literatura y excelentes personajes. Uno de ellos, Eva, espía soviética que ya pedía a gritos más protagonismo en el primer episodio del correoso Falcó, da título a esta segunda entrega, radicada en Tánger. Una novela construida en torno a un mercenario poseedor de un sarcasmo a la altura del de John Rebus o Philip Marlowe, aunque no tan cínico como aparenta. Un personaje de primera, muy bien rodeado de secundarios impecables, para una novela que además es una excelente historia de aventuras.

El gran Jacinto Antón escribió este reportaje desde Tánger, que es además un paseo un autor por los escenarios de la novela.

  • El otro lado del silencio, Philip Kerr (RBA, traducción de Eduardo Iriarte). En la duodécima entrega de las aventuras y sinsabores de Bernie Gunther nos lo encontramos con más de 50 años, retirado, o deberíamos decir escondido, en la Riviera francesa, portero de un hotel de lujo y bajo la identidad de Walter Wolf. No sé si seré yo, pero al principio noto a Gunther algo cansado y sobre todo con un tono blando y lastimero. Pero aparece por allí el escritor Somerset Maugham que ha visto perturbado su retiro dorado en lo más alto de su fama por un criminal nazi que le está chantajeando y todo vuelve a su ser: Gunther reparte y recibe, investiga y entra en terrenos peligrosos. Bajo la óptica de Kerr, Maugham aparece como un hombre rico y famoso, misógino y en decadencia, aterrado porque se haga pública su homosexualidad. Además, hay un acertadísimo flash back que nos lleva a la Alemania de 1938, al territorio de la Trilogía de Berlín, a los mejores momentos de Gunter. La trama está llevada con todo el oficio que ha atesorado Kerr en estos años y con los ingredientes esenciales de un buen relato de espías.

Para quien todavía no conozca a Bernie Gunther aquí les dejo un perfil de un devoto.

Tres clásicos recuperados

  • Jazz Blanco, James Ellroy (Literatura Random House). Última entrega del Cuarteto de Los Ángeles, esta es la primera novela que leí, hace ya muchos años, del gran James Ellroy. Ahora que ha ganado el Premio Pepe Carvalho de la BCNegra es un momento perfecto para volver a leer a este gigante de las letras estadounidenses,  felizmente recuperado por Random House en una excelente traducción de Hernán Sabaté.

En su momento tuve el honor de entrevistarlo, aquí se lo dejo por si quieren conocer un poco mejor a uno de los grandes narradores de los bajos fondos (sociales, policiales y políticos) de Estados Unidos.

James Ellroy.
James Ellroy.
  • Carter, Ted Lewis, (Sajalin, traducción de Damià Alou). Es prácticamente imposible encontrar en la selección que hace Sajalin en su colección al margen algo que no apetezca leer. Hoy traemos una novela mayúscula cuyo autor tiene un lugar de honor en los clásicos malditos. En un mundo que nos pasamos todo el día hablando ritmo vertiginoso, de thrillers que no te van a dejar respirar y demás yo les digo: señores, esto es ritmo. La historia de un sicario, una pérdida y una venganza nos llevan por lo peor del Londres de los setenta. Una novela corta y contundente, llena de rabia, todo acción y diálogos. La mirada de Lewis sobre este mundo del hampa, la mafia del porno y las apuestas, está llena de sordidez y alejada de todo glamour.

Aquí les dejo la excelente crítica publicada por Kiko Amat en Babelia

  • El temblor de la falsificación, Patricia Highsmith (Anagrama, traducción de Maribel de Juan). Me gusta completar este tipo de recomendaciones con algún clásico indiscutible. En este caso volvemos a la maestra a Highsmith para reseñar el que algunos consideran su mejor libro. Los problemas de Howard Ingham, escritor de cine varado en Túnez, sirven de punto de partida para una narración provocativa, divertida e inquietante, uno de esos relatos en los que la creadora de Ripley nos adentra como si nada, con morosidad y como distraída, en un mundo obsesivo inquietante.

Esta es mi particular oda a la maestra.

Dos cracks españoles

  • El peor de los tiempos, Alexis Ravelo (Alrevés). Quinta entrega de las aventuras de Eladio Monroy, un marinero retirado que vive de su media pensión y de los apaños detectivescos que hace por ahí, siempre intentando hacer algún favor a un amigo desafortunado pero, sobre todo, tratando no ya de arreglar las injusticias sino de que al menos no queden impunes. No se asusten aquellos que hayan oído hablar aquí por primera vez de este personaje entrañable y clásico, de los que se las llevan dobladas, de los que nos cejan en el empeño, de los que además tiene sentido del humor: pueden leer está novela sin haber tocado ninguna de las anteriores. El argumento es sencillo: Eladio busca a la hija de un amigo que está apunto de morir y se quiere reconciliar con ella, excusa perfecta para destapar una corrupta red de prostitución y otras miserias en la que están implicados insignes miembros de la sociedad de Las Palmas de Gran Canaria. La vuelta del escritor canario a la novela negra es la excusa perfecta para aquellos que no lo haya leído y motivo de regocijo para quienes llevamos tiempo disfrutando del ganador del Hammett en la Semana Negra de Gijón en 2014.

Si quieren saber más sobre el autor, aquí pueden leer la entrevista que le hicimos en su día.

  • Mi querido asesino en serie, Alicia Gimenez Bartlett (Destino). El undécimo libro de la saga de Petra Delicado demuestra el excelente estado de forma en que se encuentra su creadora y el personaje más de 20 años después de su debut. El caso lleva a esta inspectora de la Policía Nacional en Barcelona y a su compañero Fermín a investigar la muerte de varias mujeres asesinadas de manera similar, mujeres muy distintas pero con algo en común: todas estaban solas en la vida. El título de la novela, fruto de un ataque sarcástico de Petra, introduce un elemento poco común en la realidad española: el asesino en serie. En una trama llevada con un oficio admirable, Giménez Bartlett huye de convencionalismos, exageraciones y fantasías acerca de asesinos casi con poderes sobrenaturales y lleva la investigación, marca de la casa, en los márgenes de un procedimental impecable.

Entrevista a la autora con motivo de la publicación de esta última novela.

Un poco de todo

  • Tiempos salvajes, Ian Manook (Salamandra, traducción de José Manuel Fajardo). Esta es una novela negra situada en Mongolia escrita por un autor francés. Una novela que huye del exotismo, que no se aprovecha del paisaje sino que lo glorifica. Es también, como ocurría con la primera entrega de las aventuras de comisario Yeruldelgger, un procedimental perfecto, que sirve al autor para contar las miserias de un país abandonado, el choque de la cultura esteparia con la monstruosa ciudad de Ulán Bator, la corrupción del Ejército, la miseria de la gente, la terrible destrucción ambiental ocasionada por la Unión Soviética. Yeruldelgger es un personaje muy particular, con el que es difícil no enfadarse, no encariñarse. Esperamos con muchas ganas la tercera entrega, ahora que sabemos ya que será la última.

Aquí tienen el reportaje que le hice junto con el escritor francés Emmanuel Grand en la Semana Negra de Gijón.

  • Música nocturna, John Connolly (Tusquets, traducción de Victoria Ordóñez). Esta nueva recopilación relatos del creador de mi amado Charlie Parker abunda en su pasión por el terror, pero tiene además dos pequeñas joyas metaliterarias que harán las delicias de todos los fans de la ficción criminal. En el primero de ellos, La biblioteca privada y depósito de libros Caxton, se desarrolla un pequeño y bonito misterio que continúa en Holmes anda suelto. El libro abre y cierra con una narración en primera persona que tiene algo de esos misterios que tan bien cuenta Connolly y tanta desazón crean en el lector. También es un delicioso homenaje al género fantástico y de terror y un interesante compendio de opiniones de un autor que es antes que nada un lector enfermizo y que habla con pasión de su mundo literario o del éxito.

Si quieren saber más, aquí tienen 7 razones para amar a Charlie Parker y algo sobre el personaje y una de sus últimas aventuras

  • Incendio, Tess Gerritsen (ADN, traducción de Pilar de la Peña). Aquí tienen la ración de lectura adictiva y sencilla para una tarde lluviosa. Gerritsen, conocida como la reina del misterio hospitalario, nos ofrece en esta ocasión un thriller en el que una violinista que cree que su hija de tres años quiere matarla se obsesiona con una misteriosa partitura cuya historia hunde sus raíces en la Italia de la Segunda Guerra Mundial. Con esta excusa Gerritsen despliega todo su oficio para narrar una historia en dos planos temporales en la que hay amor, música y misterio. La protagonista tratará de llegar hasta las últimas consecuencias para saber qué le pasa y conocer una terrible historia. Un pasapáginas perfecto para algo más que un buen rato.
  • Tres cerditos, Apostolos Doxiadis (Alianza, traducción de María del Puerto Barruetabeña). Estamos aquí ante un relato extraño y lleno de virtudes, actualización del cuento del lobo y los tres cerditos con un punto de vista arriesgado que el lector solo descubre a medida que avanza el relato. El tono oral y cargado de humor está perfectamente armado para contar la historia de un inmigrante italiano que comete el error de matar al heredero de un mafioso y condena a sus tres hijos a morir a los 42 años, como el vástago del padrino. Una maldición que pesa de distinta manera sobre la vida de cada uno de ellos y que tiene en su ejecutor a un sicario que vamos descubriendo es complejo y entrañable a la vez. Una historia entretenida, original y sobre la que se cierne siempre una pregunta: ¿puede una persona mala llegar a convertirse en buena?