Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rototom Sunsplash: del diálogo con un ‘nobel’ al ‘reggae’ de primera línea

La cita (extra)musical protagoniza desde este sábado el último pulso festivalero de la temporada en la provincia de Castellón

Asistentes al Rototom Sunsplash. Ampliar foto
Asistentes al Rototom Sunsplash.

Escuchar a un Nobel de la Paz antes de un concierto, ayudar a reducir la huella ambiental o a financiar un proyecto de cooperación, practicar yoga o degustar platos de Costa de Marfil, Jamaica o India recorriendo escasos metros. Suena a tópico, pero el Rototom Sunsplash de Benicàssim (Castellón), el mayor festival reggae de Europa, es mucho más que una cita con el género jamaicano. Es una experiencia que en esta 24ª edición vivirá público de 95 nacionalidades. Es cultura, reflexión, raíz, arte, compromiso social y ambiental, gastronomía, aprendizaje, convivencia. Desde este sábado y durante ocho jornadas –hasta el 19 de agosto- el recinto de conciertos benicense acercará una agenda tejida sobre diez escenarios –altavoces de los ritmos jamaicanos y sus raíces negras- y catorce áreas extramusicales, que arrojan diecinueve horas ininterrumpidas de actividad. Juntas construyen en esta macroexplanada musical junto al Desert de les Palmes –la misma que alberga el FIB- una ciudad ‘planetaria’ que no duerme y que en su última edición atrajo a 250.000 personas.

Con el Rototom Sunsplash, Benicàssim y la provincia de Castellón despiden la temporada de macrofestivales, tras el SanSan, el FIB y el recién clausurado Arenal Sound de Burriana. En este último pulso festivalero, la cita reggae aterriza dispuesta a mantenerse en primera división y a demostrar, aunque suene a tópico, que es más que un festival de música.

Lema: una mirada a África

La ‘experiencia Rototom’ viene marcada este año por el lema de 2017: Celebrating Africa, que inspira su agenda musical –con más de 30 artistas de 23 países del continente- y extramusical. “El reggae está musical, histórica y espiritualmente conectado con África y por ello es del todo oportuno englobar nuestra 24ª edición bajo este lema, que plasmaremos en todo el festival”, explican desde la organización.

Público del Rototom Sunsplash. ampliar foto
Público del Rototom Sunsplash.

Alrededor de 400 artistas en cartel

El Main Stage se nutrirá –cada día desde las 20.30 horas- de nombres de peso. Los innovadores del reggae británico Steel Pulse levantarán el telón el sábado 12 y abrirán el camino al referente dancehall Shaggy, “pura fiesta”, indican desde el certamen. El jamaicano compartirá velada con Seun Kuti, hijo del revolucionario nigeriano pionero del afrobeat, Fela Anikulapo Kuti, que pondrá en escena Felabration, con material inédito compuesto por su padre. The Specials, con Benicàssim como única fecha en España; el alemán Gentleman en un concierto único con el hijo de Bob Marley, Ky-Mani; el senegalés Youssou N’DOUR, pionero de la música mbalax; el reencuentro de The Wailers y apuestas nacionales como La Pegatina o el regreso de Amparanoia tejen parte del cartel 2017.

El vecino Lion Stage suma a Bombino, Mungo's Hi Fi (que dará en Rototom su único directo fuera de Reino Unido), Turbulence, Lyricson, Panda Dub, Lutanfyah o el proyecto Ethnopia. La Dancehall, Dub Academy o el nuevo Caribbean Uptempo completan las paradas de obligada visita cada noche, sin olvidar el escenario más africano: African Village, que junto a su gama de actividades extramusicales –desfiles de moda o debates con colectivos afrodescendientes- recibirá a artistas de la talla de Elemotho, Kwame Afrovibes, Afrikemet o Mehdi Nassouli.

Escuchar a un Nobel de la Paz o descubrir el papel de la tradición oral en África

El Nobel de la Paz Mohamed Ben Cheikh, del Cuarteto Nacional para el Diálogo en Túnez, premiado por la academia sueca; o el economista egipcio Samir Amin son dos de las voces que cada tarde darán forma a la docena de debates previstos en el Foro Social. El espacio de diálogo, y reflexión, del festival abordará las respuestas de África a las consecuencias sociopolíticas del colonialismo, sus fórmulas a los desafíos de la economía global; cómo desmontar los estereotipos para replantear la relación África-Europa; la diversidad cultural del continente o la importancia de la tradición oral.

Saborear el mundo desde Benicàssim

Más de 40 propuestas de gastronomía internacional ‘cocinan’ este año el área de restauración del festival, una de las de mayor reclamo y en la que gana peso la oferta culinaria africana, con propuestas de Senegal, Mali o Etiopía. A ellas se une Little Asia –que aúna la gastronomía india, tailandesa y japonesa-, la cocina caribeña o Vegetarian Lovers, que ofrecerá 21 horas de showcookings para aprender a elaborar recetas veganas y vegetarianas: desde una paella sin pollo ni conejo a patés de legumbres y frutos secos o zumos con superalimentos.

El público: 95 países de los cinco continentes

El 45% de quienes han comprado ya su abono para el Rototom Sunsplash -que mantiene las cifras de preventa del año pasado- es público nacional. Le sigue el francés (19%) y el inglés (8%). Italianos y alemanes suman, respectivamente, un 7%. El 5% de asistentes son suizos, a los que se unen los belgas, holandeses y suecos. El resto de representación internacional se mueve entre Sierra Leona, Puerto Rico, Perú, Nigeria, Nicaragua, Malasia, Corea, India, China, Azerbaiyán, Méjico, Nueva Caledonia, Japón, Islas Caimán, Mozambique, Rusia o EEUU.

Para nocturnos y diurnos. Con amigos o en familia

Es el primer festival de la Comunidad Valenciana en obtener un certificado familiar por parte de la marca Tour & Kids, respaldada por la Agencia Valenciana del Turismo (AVT). Rototom Sunsplash destina al público ‘menudo’ y familiar más de la mitad de sus 14 áreas extramusicales –algunas con programación exclusiva, como Magicomundo o Rototom Circus- dando forma a un festival de día con más de ocho horas de ritmo ininterrumpido por jornada. Hasta cada puesta de sol. El evento también ha reservado en su acampada una zona especial para familias. En 2016, 18.000 menores de 13 años visitaron el festival. Los atardeceres son el punto de inflexión para el cambio de público en el recinto: los primeros compases del Main Stage marcan la ruta, que se prolonga hasta las 6.30. Última parada: Lion Stage.

Conexión con Benicàssim a través de actividades gratuitas en la playa

La SunBeach se convierte del 12 al 19 de agosto en una extensión del Rototom Sunsplash fuera del recinto. Sesiones matinales y gratuitas de danza africana, de dancehall y mucho reggae llenarán las playas benicenses del Torreón y Heliópolis y la del Gurugú (Castellón), conectadas en bus con el festival.

Yoga y terapias a donación libre

Pachamama es otro de los espacios del festival ‘de día’ para recargar las pilas y afrontar la jornada en plena forma: terapias a donación libre (desde las 13.15 horas), yoga en sus diferentes modalidades, charlas y debates, showcooking de cocina saludable, talleres aeróbicos y relajación a través del sonido completan el círculo vital, y diario, de este espacio.

Menos plástico. Más compromiso social

El compromiso social y medioambiental forma parte de la filosofía del festival. Ha sido premiado por sus prácticas 'verdes' con el Greener Festival Award: todos los vasos en barra son reutilizables; promueve el reciclaje dentro del recinto y la acampada; ha instalado las primeras fuentes de agua gratuitas e implantará por primera vez una docena a precio asequible para reducir aún más el consumo de plástico.