Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ricardo Darín recibirá el premio Donostia del Festival de Cine de San Sebastián

El actor argentino presentará el filme 'La cordillera' en la cita donostiarra

Ricardo Darin
El actor Ricardo Darín en Madrid en junio de 2016.

El actor argentino Ricardo Darín (Buenos Aires, 1957), uno de los más prestigiosos de la cinematografía latinoamericana y mundial, recibirá el próximo 26 de septiembre el Premio Donostia de la 65ª edición del Festival de San Sebastián, donde presentará la película La cordillera. El galardón honorífico más importante de la cita donostiarra reconoce la trayectoria del intérprete argentino, que ha trabajado con cineastas como Adolfo Aristarain, Juan José Campanella, Fabián Bielinsky o Fernando Trueba, entre otros.

Darín, que obtuvo la Concha de Plata en 2015 por Truman, debutó en la interpretación con cinco años en series televisivas. Inició su carrera cinematográfica en 1979 de la mano de Julio Porter (La carpa del amor) y Adolfo Aristarain (La playa del amor), una labor que alternó con trabajos premiados en la pequeña pantalla.

En los años 80 y 90 trabajó de nuevo con Aristarain (The Stranger, 1987), Alberto Lecchi (Perdido por perdido, 1993) o Eduardo Mignogna (El faro, 1998) y Juan José Campanella (El mismo amor, la misma lluvia, 1999), pero es, sobre todo, con Nueve reinas (2000), la ópera prima de Fabián Bielinsky, cuando empezó a ser reconocido internacionalmente.

Después enlazó títulos esenciales de la cinematografía latinoamericana y española como El hijo de la novia (2001, nominada al Oscar a la mejor película extranjera), Luna de Avellaneda (2004) y El secreto de sus ojos (2009, Oscar a la mejor película extranjera), las tres dirigidas por Juan José Campanella. El año 2007 debutó como director de cine con la película La señal junto a Martín Hodara, con el que volvió a trabajar este año en Nieve negra.

Ricardo Darín sucederá en el palmarés del Festival de San Sebastián a otros dos grandes intérpretes como Ethan Hawke y Sigourney Weaver, que recogieron el mismo premio en la edición de 2016.

Ricardo Darín recibe la Concha de Plata en 2015 por su papel en 'Truman'.
Ricardo Darín recibe la Concha de Plata en 2015 por su papel en 'Truman'.

El actor argentino ha sido un inventor de juguetes en La educación de las hadas (José Luis Cuerda, 2006); padre de una adolescente intersexual en XXY, (Lucía Puenzo, 2007); un ladrón legendario en El baile de la Victoria (Fernando Trueba, 2009); dueño de una ferretería en Un cuento chino (2011) y piloto en Capitán Kóblic (2016), ambas de Sebastián Borenzstein. También interpretó a un abogado sin licencia en Carancho (2010) y fue cura en Elefante Blanco (2012), las dos dirigidas por Pablo Trapero. Trabajó en dos ocasiones con el cineasta Cesc Gay, primero en la piel de un hombre engañado en Una pistola en cada mano (2012) y después para encarnar a un actor al que diagnostican un cáncer terminal en Truman (2015). Darín pasará el verano en España simultaneando el rodaje del nuevo drama del iraní Asghar Farhadi, en el que le acompañan en el reparto Penélope Cruz y Javier Bardem, con las representaciones de la obra Escenas de la vida conyugal, junto a Érica Rivas.

Manuel Gutiérrez Aragón afirmó sobre las cualidades de Darín que "todos los personajes que interpreta parece que hubieran sido escritos especialmente para él y solo para su interpretación". "Darín transparenta al personaje que encarna. Le sentimos, nos emociona, a través de algo que no vemos: el actor. Solo vemos su personaje. Por eso no nos cansamos de sus películas", dijo para elogiar al futuro Premio Donostia.

Con esta distinción, Ricardo Darín culmina una lista de más de 20 premios nacionales e internacionales que incluyen cinco Cóndor de Plata, dos Konex, dos Premios Sur de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Argentina, un Goya, un José María Forqué, un Gaudí, entre otros galardones.

En San Sebastián, el actor argentino presentará la cinta La cordillera, estrenada en el último Festival de Cannes, y que narra el drama político y familiar al que se enfrenta el presidente argentino Hernán Blanco en una Cumbre de presidentes latinoamericanos en Chile donde se definen las estrategias y alianzas geopolíticas de la región. Deberá tomar dos decisiones que podrían cambiar el curso de su vida en el orden público y privado: por un lado, una complicada situación emocional con su hija, y por otro, la decisión política más importante de su carrera.

Más información