Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Perú apeló al valor identitario del ‘Codex Trujillo’ para pedirlo a España

El ministro de Exteriores del país andino le planteó a Rajoy una fómula para que las 136 láminas del siglo XVIII puedan exhibirse en el Museo de Arte de Lima

Una de las láminas del Codex Trujillo.
Una de las láminas del Codex Trujillo.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Perú ha incidido hoy en cómo se produjo el pasado lunes la reclamación en la cumbre presidencial con España de las 136 láminas del Código Trujillo del siglo XVIII. En un comunicado, el ministerio señala: "El canciller Ricardo Luna le planteó el pasado lunes al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, la preocupación peruana por que el Codex Trujillo del Perú de Martinez Compagnon, que testimonia la vida costumbre, así como la fauna y flora del Perú del siglo XVIII, fuera asignado al Museo de América [ubicado en Madrid], después que el Museo de Arte de Lima del Perú lo hubiera ganado en subasta pública". El Gobierno español ejerció la pasada semana su derecho de tanteo, al haber declarado inexportables las láminas, e igualó el precio de remate de 45.000 con el que el Museo de Lima se había llevado la puja, celebrada en Madrid la pasada semana.  

La nota abunda en que el canciller Ricardo Luna, en la reunión institucional, "insistió en que se trataba de un tema de la mayor sensibilidad para la sociedad peruana, porque era un bien patrimonial histórico y cultural que testimonia la identidad nacional". Unas horas más tarde, Luna hizo pública la conversación sobre las láminas en el foro El Perú del futuro, organizado por EL PAÍS, comentado que fue Rajoy quien propuso la fórmula del préstamo. El ministro peruano mostró su satisfacción por la acogida de Rajoy. Posteriormente, el ministerio de Cultura señaló que la iniciativa partió de Perú y que Rajoy se mostró dispuesto a encontrar una solución.

La nota de hoy de Perú explica que "en ese contexto, y sin cuestionar la legalidad del procedimiento adoptado en esa operación, el canciller Luna señaló que debía encontrarse una fórmula que permitiese el retorno al Perú, por un tiempo indeterminado de dicha obra, manteniendo España la propiedad y el Perú comprometiéndose a preservar el bien".

Y concluye el comunicado: "El presidente Rajoy reconoció la relevancia de este tema y señaló que lo evaluarían positivamente, agregando que su gobierno tiene la mejor voluntad para encontrar una solución que sea mutuamente beneficiosa para ambas partes".