Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 95 años el cineasta Francisco Pérez-Dolz

Dirigió 'A tiro limpio', un clásico del género policíaco español

Francisco Pérez-Dolz en una imagen de 2007.
Francisco Pérez-Dolz en una imagen de 2007.

Dirigió dos películas en un año. No volvió a firmar en solitario otros largos, pero tal vez no hiciera falta. De hecho, habría bastado con el primero. Porque A tiro limpio, la ópera prima que Francisco Pérez-Dolz rodó en 1963, se convirtió en un todo clásico del cine policíaco español. Además, “fue referente para los alumnos de la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (ESCAC)”, según recordaba hoy la Academia de cine en un comunicado en el que lamentaba la muerte del director, fallecido el domingo en Barcelona a los 95 años.

Fotograma de 'A tiro limpio'.
Fotograma de 'A tiro limpio'.

Pérez-Dolz nació en Madrid en 1922, aunque a los pocos años, durante su infancia, se mudó a Barcelona con su familia. Allí entró en el mundo del cine y nunca salió. Le acabó dedicando medio siglo y prácticamente todos los oficios: meritorio de cámara, ayudante de operador, secretario de dirección, codirector, guionista —escribió, entre otras, El Baldiri de la costa, de Josep María Font, una de las primeras películas en catalán realizadas durante el franquismo—, productor de cine publicitario e industrial. Fue incluso actor, con un par de apariciones en sendos cortometrajes en los años noventa, y protagonista de un documental. Y, como director, añadió a su currículo fílmico también El mujeriego y Los jueces de la Biblia (Gedeón y Sansón), aunque esta última como coautor junto con Marcello Baldi.

Aprendió los misterios del séptimo arte como autodidacta, pero quiso compartirlos con los demás:  en 1956, rodó el corto didáctico Lecciones de cinematografía. Y años después, entre 1988 y 1996, fueprofesor de Dirección en la ESCAC, como destaca el comunicado de la Academia de Cine.

Su trayectoria mereció tanto un libro, Paco Pérez-Dolz: El camí de l'ofici, de Ferran Alberich, editado por la Filmoteca de Cataluña, como un documental que repasaba sus memorias, Paco Pérez-Dolz, un cineasta a tiro limpio, dirigido por Jordi Marcos y que llegó a optar a los premios Gaudí. Y en 2014 fue nombrado miembro de honor de la Academia del cine catalán.

Más información