Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Academia de Cine denuncia el robo de joyas por valor de 30.000 euros durante la gala de los Goya

Los ladrones se apropiaron de las alhajas en una habitación del hotel en el que se entregaron los galardones

Premios Goya 2017
Premios Goya 2017  Anne Igartiburu, Bárbara Lennie y Marta Nieto con joyas de Suárez en los Goya. Getty

La Academia de Cine ha denunciado el robo de joyas valoradas en 30.000 euros durante la gala de los Premios Goya, que se celebró este sábado 4 de febrero, según ha confirmado la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los ladrones aprovecharon, posiblemente, la entrega de los premios para sustraer cuatro pares de gemelos, una sortija y un juego de pendientes que habían sido prestados para el evento por la Joyería Suarez. Las joyas no fueron utilizadas por ningún protagonista de la gala o la alfombra roja, sino que habían sobrado de entre las que la marca prestó para la ceremonia. Para hacerse con ellas, los ladrones tuvieron que acceder a una habitación del hotel Marriot Auditorium —donde se celebró por cuarto año consecutivo la gala— que se había reservado para el vestuario y donde se almacenaban los objetos dentro de sus respectivas cajas.

Las primeras sospechas han recaído sobre un trabajador de la organización de los Goya, según fuentes policiales citadas por Europa Press. Para acceder a la habitación era imprescindible una tarjeta magnética, con la que contaban solo responsables de producción o vestuario de la gala o parte del personal del hotel. La puerta de la habitación no estaba forzada y se investiga si la tarjeta pudo ser manipulada, según estas mismas fuentes.

Es frecuente en este tipo de ceremonias el uso de una o más habitaciones para que los protagonistas (el presentador o los invitados que entregan los premios) se puedan cambiar de ropa y complementos. Además, tenían acceso los trabajadores de la producción.

Es habitual que una marca preste joyas a los actores para que las luzcan en la gala y, posteriormente, pida su devolución. Suárez montó un showroom en las dependencias de la Academia días antes para preparar la gala.

A los académicos se les suele ofrecer descuentos para reservar habitaciones en el mismo hotel de la gala. Muchos lo hacen, al igual que los protagonistas y premiados. No en vano, la gala suele acabar sobre la una de la mañana y luego se celebran diversas fiestas en el hotel. No es extraño que la noche se alargue y las fiestas concluyan en alguna de las habitaciones de los premiados. Pero no en la de la organización en la que fueron robadas las joyas.

Los investigadores están revisando las cámaras de seguridad del hotel, situado en el número 400 de la avenida de Aragón, frente al aeropuerto de Madrid-Barajas. Los ladrones probablemente se colaron en la estancia a partir de las diez de la noche del sábado pasado, cuando comenzó la entrega de premios. La Academia de Cine rechazó ofrecer declaraciones al respecto y se remitió a la denuncia que ha presentado.

Las joyas sustraídas no se guardaron bajo una especiales medidas de seguridad ni dentro de cajas fuertes. "Es normal no disponer de un vigilante de seguridad específico cuando las joyas no superan una cierta cantidad de valor o no tienes ninguna pieza exclusiva. Lo habitual es contar con una póliza de seguros con determinada cobertura ante este tipo de sucesos", ha señalado a Europa Press el secretario general del Gremio de Joyeros y Relojeros de Madrid, Armando Rodríguez. En la habitación se podían guardar tanto las joyas que habían sido devueltas tras la alfombra roja como las que no se habían usado en el desfile.

El número de personas que pasaron por ese cuarto entre el sábado y el lunes, momento en el que se descubrió su falta, fue "incontable", según indican fuentes policiales. Tras acabar la celebración, el cuarto se cerró con llave y ésta quedó a cargo del personal de la productora. El hotel también reconoce en un comunicado remitido a los medios que "desde la celebración de la gala el pasado 4 de febrero hasta el desmontaje del escenario y cada una de las salas el domingo y lunes, el tránsito de gente fue elevado".

El robo no se descubrió hasta las diez de la mañana de este lunes. El jefe de la gala y el responsable de seguridad del hotel acudieron por la tarde a denunciar los hechos en la comisaría del distrito de San Blas, cuyo grupo de Policía Judicial se ha hecho cargo de las investigaciones. Los agentes de Policía Científica han realizado una inspección ocular de la habitación y han reclamado también un listado completo de todo el personal de la productora.

En su comunicado remitido a los medios el hotel afirma también que solo descubrió la presencia de joyas en sus instalaciones precisamente a raíz de la denuncia. El documento destaca que ayer lunes, a las 13.00, la productora de la gala de los Goya les comunicó la sustracción: "La primera noticia de la existencia de las denominadas joyas en uno de los camerinos". "En ningún momento anterior se comunicó al hotel ni a la seguridad del mismo la presencia de las joyas en las instalaciones", agrega el comunicado, que destaca que el hotel "ha falicitado y facilitará toda la información necesaria". 

Este no fue el único robo durante la gala. Un operador de cámara de TVE también ha denunciado que le sustrajeron varios objetivos y tarjetas de memoria que había dejado en un momento durante la celebración de los Goya. Cuando regresó a recogerlos, ya no estaban.

Otros robos similares

El robo se suma a otros como el que vivió Lupita Nyong'o en los Oscar de 2015 cuando unos ladrones entraron en la habitación del hotel donde se hospedaba en Hollywood para hacerse con su diseño de Calvin Klein valorado en 150.000 dólares. La historia terminó bien para ella pues su vestido fue devuelto. Y por último, el polémico robo que sufrió Kim Kardashian en París. La celebrity estadounidense fue atacada por un grupo de ladrones que se llevó 16 millones de euros en joyas.

Más información