Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toledo arma las Letras de Cervantes

Una exposición dual en el Museo del Ejército y el de Santa Cruz evoca su figura en el 400 aniversario de su muerte

Objetos presentados en la exposición 'Cervantes, poeta y soldado'.
Objetos presentados en la exposición 'Cervantes, poeta y soldado'.

Cuatro siglos después de su muerte y un mes antes de que acabe el año en el que se cumple la fecha de su deceso, la figura de Miguel de Cervantes como soldado y literato es evocada en Toledo en una exposición dual, ideada por el Ministerio de Defensa y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que se inaugura este martes 29 de noviembre y permanecerá abierta al público hasta el mes de abril. La sede del Museo del Ejército, sobre el alcázar toledano de Carlos V, y el Museo de Santa Cruz, acogen esta muestra, concebida como homenaje al paso por la milicia del Príncipe de las Letras de España, letras que en su siglo convivían estrechamente cercanas a las armas, como explica Germán Dueñas, conservador del museo militar y comisario de la exposición.

Reglamentaciones militares originales y manuales, armas y ajuares, grilletes de galeotes, tallas escultóricas y estandartes, así como testimonios vivenciales de los soldados españoles del siglo XVI, como los del propio Cervantes —adscrito a los Tercios españoles en Italia y combatiente bisoño en Lepanto— revelan tal urdimbre, que agrega en esta ocasión una dimensión poco conocida del genio literario: la de recaudador de impuestos y aposentador de galeras para empresas militares como la llamada Gran Armada contra Inglaterra de 1581.

La proyección de la figura cervantina sobre los ejércitos, señaladamente en el arma de Infantería, ha estado muy presente en la nomenclatura militar hispana desde el siglo XIX, en que su figura y su obra fueran definitivamente resaltadas, hasta nuestros días. Unidades, regimientos y acuartelamientos —así como la importante base militar de mediación de paz española en Líbano— llevan el nombre del genial creador de la novela como principal constructo literario.

El Museo de Santa Cruz da cuenta, a través de un ameno recorrido por los brazos de su crucero superior, de algunos de los principales acontecimientos que signaron su siglo, el XVI y su tránsito al XVII, coincidentes con el más amplio poderío alcanzado por España en Europa y en la América recién hallada en los albores de aquella primera centuria. Un espacio muestra el estandarte capturado al supuestamente invencido corsario inglés Drake en Portugal por tropas españolas. El emblema procede de la catedral de Sigüenza, donde un sobrino del renombrado Doncel lo depositó tras arrebatárselo en el campo de batalla.

Otro espacio del Museo de Santa Cruz da noticias literarias y militares ínsitas en buena parte de las obras de Miguel de Cervantes como La Galatea, La Numancia o Pérsiles y Sigismunda.

Armas y ajuares se pueden ver en la exposición. ampliar foto
Armas y ajuares se pueden ver en la exposición.

Además, se exhiben objetos que relatan episodios tan señeros de la vida del escritor como los de su cautiverio de cinco años y medio en Argel, así como de su liberación a manos de frailes mercedarios y trinitarios. Algunas de las lagunas aún existentes sobre la vida del genial alcalaíno se palían mediante documentos que llevan su firma y que dan testimonio de su paso por La Alcarria, por Castilla-La Mancha, o sus servicios militares al Rey, como aposentador de galeras. Como ha resaltado el coronel Carlos Guerrero Carranza, historiador militar de la época cervantina, “existen hipótesis fundadas sobre ciertas tareas de espionaje contra el enemigo desplegadas por Cervantes durante y después de su cautiverio argelino”.

La exposición, que exhibe parte de sus ajuares en pantallas retroiluminadas, abarca casi 400 piezas procedentes de más de 20 instituciones nacionales, como Patrimonio Nacional, Museo del Prado, el Senado, el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, el Museo madrileño Lázaro Galdiano, así como los archivos General de Simancas, de Indias e Histórico Nacional, más la Fundación Álvaro de Bazán y las anfitrionas Biblioteca Regional de Castilla-La Mancha y Biblioteca Central Militar, además de la Biblioteca Nacional. “El principal esfuerzo lo asumen los ricos fondos del Museo de Santa Cruz y del Museo del Ejército”, señala el comisario Germán Dueñas.

Cartas de poder y cartas de dote autógrafas de Cervantes, hasta ahora muy poco conocidas, alumbran aspectos relativos a su matrimonio y sugieren cierto divorcio pactado con su joven esposa, Catalina de Salazar, vecina de la toledana Esquivias. Cuadros, grabados, documentos, libros de primeras ediciones, armas, como arcabuces, lanzas o adarga, incluso estribos de caballería, amén de objetos litúrgicos y domésticos, explicitan la atmósfera cotidiana que Cervantes respiró desde el compromiso con las armas y las letras que, decididamente, asumió y de cuya coyunda extrajo algunos de los elementos que esmaltaron su extraordinaria narración de la vida de su tiempo, cuyo genio supo trascender los límites de su época.

Cervantes, poeta y soldado

Inauguración oficial: 29 de noviembre de 2016.

Apertura al público: 01 de diciembre de 2016.

• Lunes a domingo (excepto miércoles) de 10:00 a 17:00 horas.

Museo del Ejército. C/ De la Paz s/n. Toledo.