Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

La película israelí ‘People that are not me’ gana el Astor de Oro en Mar del Plata

El premio a la mejor actriz recae en la brasileña Sonia Braga por 'Aquarius', que se alza también con el premio del público del festival

La realizadora israelí Hadas Ben Aroya.
La realizadora israelí Hadas Ben Aroya. MDPIFF

La película People That Are Not Me, de la realizadora israelí Hadas Ben Aroya, se convirtió en la gran sorpresa de la 31 edición del Festival de Cine de Mar del Plata al alzarse con el Astor de Oro a la Mejor Película de la Competencia Internacional. El jurado decidió entregar el máximo galardón a la ópera prima de Ben Aroya, que pone el cuerpo para retratar con humor la incomunicación de los millenials en su país natal al mostrar los sucesivos intentos frustrados de la protagonista, interpretada por ella, para conectar afectivamente con alguno de los jóvenes con los que mantiene relaciones sexuales.

"Estoy muy contenta. Gracias Mar del Plata, te amo", dice la directora israelí, de 27 años, con la estatuilla en la mano. "En Israel casi todas las películas son políticas, por eso yo quería alejarme y hablar de otras cosas, también dejé a la familia y las amistades fuera", detalla una de las pocas premiadas presentes en la gala de clausura del festival, desconocida por el público marplatense que esperaba el paso de las estrellas por la alfombra roja. Los flashes se dirigieron, en cambio, hacia los reconocidos actores argentinos Leonardo Sbaraglia, Oscar Martínez, Graciela Borges, Juan Palomino, Juan Minujín y Mercedes Morán, entre otros.

El Astor de Plata al Mejor Director recayó en el rumano Radu Jude por su conmovedor largometraje Scarred Hearts, sobre un joven que es diagnosticado de tuberculosis espinal y a partir de ese momento pasa su vida postrado en una cama de hospital.

Uno de los premios más aplaudidos fue el galardón para la brasileña Sonia Braga como Mejor Actriz por su papel como una excrítica de música que lucha para quedarse en el apartamento de su familia, donde crió a sus tres hijos en Aquarius. La película de Kleber Mendonça Filho, que sonó como una de las grandes favoritas durante todo el festival, obtuvo también el Premio del Público. El Astor de Plata al Mejor Actor fue para el norteamericano Mahershala Alí por su interpretación de un dealer que cuida de un niño hijo de una madre drogadicta en el drama norteamericano Moonlight, de Barry Jenkins.

El documental brasileño Martirio, en el que el director Vincent Carelli expone el despojo de tierras sufrido por la comunidad guaraní-kaiowá a lo largo de 40 años, se alzó con la estatuilla al Mejor Largometraje en la Competencia Latinoamericana, mietras que la cinta mexicana Aire Quemado, del mexicano Yamil Quintana, ganó en la competición de cortometrajes.

Otro de los premios más festejados fue el que se llevó la guionista y directora marplatense Natural Arpajou por el work in progress Extraños en el que trabaja junto a un grupo de alumnos de una de las villas miseria de Buenos Aires, la villa 21. Emocionados hasta el punto de casi no poder hablar, los jóvenes subieron al escenario a recoger el premio que les permitirá trabajar el largometraje en el que trabajan desde hace un par de años sobre la vida de un vecino que regresa al barrio al salir de la cárcel.

La 31 edición del festival marplatense, el más importante de Latinoamérica, cerró con un récord de público de 120.000 espectadores. De las 480 películas seleccionadas, el 43% pertenecieron a este continente, tal y como subrayó el presidente del festival, José Martínez Suárez, al elogiar el buen momento que atraviesa el cine latinoamericano.

Más información