Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Piper’ y ‘Borrowed Time’: dos cortos para superar el miedo y el duelo

El último corto de Pixar y el debut en la dirección de dos de sus animadores logran elogios

Fotograma de ‘Piper’. 

“Todos los mundos raros y absurdos que hemos creado al final siempre eran reflejos de nuestra vida real”. Lo decía a este diario Pete Docter, director de una de las películas más elogiadas de la historia de Pixar: Del revés, Oscar al mejor filme de animación de este año. Y lo cierto es que la gran fábrica de ideas dirigida por John Lasseter ha demostrado su capacidad para contar historias de monstruos, juguetes, robots o peces que, sin embargo, siempre hablan de los seres humanos y sus emociones. Estos días Pixar recibe nuevos elogios por dos cortos que han enamorado a miles de espectadores: Piper, que se proyectaba en las salas antes de Buscando a Dory y Borrowed Time, aunque en realidad se trata del debut en la dirección de dos animadores de la compañía, producido por Quorum Films.

Piper se centra en una pequeña andarríos insegura para narrar el miedo y cómo superarlo. “Una madre pájaro intenta enseñar a su hija cómo conseguir comida por sí sola. En el proceso, la pequeña se enfrenta a una experiencia traumática que tiene que superar para sobrevivir”, afirma la sinopsis oficial del corto.

Y Borrowed Time (Tiempo prestado) analiza dolor, nostalgia y remordimientos de un vaquero. “Un sheriff regresa a los restos de un accidente que ha intentado olvidar durante toda la vida. A cada paso adelante, sus recuerdos le inundan de nuevo. Obligado a afrontar su error una vez más, tiene que encontrar la fuerza para seguir adelante”, es el resumen del corto en su página web.

El director de Piper, Alan Barillaro, relató que la inspiración le vino observando como los andarríos buscan comida en la orilla del mar pero vuelan lejos del agua en cuanto llega una ola. Y el corto ha sido calificado por varios medios como “el mejor de Pixar en años” o incluso como el más logrado que la compañía haya producido nunca. Borrowed Time, en cambio, debe de ser uno de los cortos más oscuros salidos del entorno de Pixar. Los dos directores, Andrew Coats y Lou Hamou-Lhadj, tardaron cinco años en sacar adelante el proyecto, en el tiempo libre que les dejaba precisamente su trabajo en la compañía de Lasseter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información