Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vídeo: dos animadores de Pixar se olvidan, más que nunca, de que hay niños delante de la pantalla

Trabajadores de la compañía realizan un sombrío y bello corto de seis minutos que incluye una escena de extrema crueldad

'Borrowed Time'
Uno de los momentos tensos de 'Borrowed time', el nuevo cortometraje de Pixar.

No, definitivamente, el nuevo trabajo de dos animadores de PIxar no está recomendado para niños. La productora -cofundada por Steve Jobs, creador de Apple, en 1986- siempre ha querido huir de los argumentos almibarados. De hecho, en algunos de sus filmes (Up, Toy Story 3 o Del revés) se han tratado, casi siempre de forma sutil o tangencial, temas como bullying, adulterio o trastornos psicológicos. Pero en la última película que han hecho dos de sus animadores han subido la apuesta. Se trata del cortometraje Borrowed time (Tiempo prestado, en español), que solo dura seis minutos, pero la mayoría de ellos se ven con angustia. En este wéstern la tristeza que genera en el público adulto hace difícil pensar que un niño pueda asimilarlo.

El protagonista recuerda un horrible accidente que tuvo lugar en ese mismo sitio años atrás con su padre, y que termina de una forma tan cruel que hace daño

La trama gira entorno a un sheriff revuelto por un pasado que no ha logrado superar. La historia arranca echando la vista hacia atrás, cuando el sheriff recuerda un horrible accidente que tuvo lugar en ese mismo sitio años atrás con su padre, y que termina de una forma tan cruel que hace daño. Incapaz de perdonarse por el curso que siguieron los acontecimientos aquel día, el agente de la ley lleva impresa la tristeza en la mirada durante toda la cinta. "Queríamos trabajar en algo más adulto, pero nos costó encontrar aquello con lo que nos sintiéramos cómodos. Finalmente, encontramos interesante tratar el tema del perdón, de afrontar y encarar errores del pasado", explica Lou Hamou-Lhadj, uno de los directores del cortometraje. Al final del corto, hay una pequeña brizna de esperanza, aunque cueste verla.

Borrowed time.

En apenas unas horas el corto cuenta con cinco millones de reproducciones. Muchos de los espectadores se preguntan si se convertirá en un largometraje. Andrew Coats, director de la pieza junto a Lou Hamou-Lhadj, explica por qué la historia del sheriff no aspira en ningún momento a tener una duración mayor: "Hacer cortometrajes permite correr riesgos, experimentar y probar diferentes cosas. Pensamos que era el momento perfecto para intentar algo diferente".

La nueva era de la animación poco tiene que ver con los inicios de unos inocentes dibujos animados que lo único que buscaban era sentar a los niños frente a la pantalla. Series como Los simpson, Padre de familia, South Park y otras han mostrado que otro camino es posible. Y Pixar, al menos con este corto realizado por dos de sus animadores, se suma a esta tendencia. En Borrowed time no suelta pinceladas de lo cruda que es la vida: va directo a la yugular.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información