Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuel Medrano, la nueva promesa de Colombia para los Grammy Latinos

"Estoy en shock", confiesa el artista que irrumpe en la gran fiesta de la música latina con tres nominaciones por su primer trabajo

Manuel Medrano durante la entrevista con EL PAÍS México.

Su canción no hace menear las caderas como la ecuación: Carlos Vives, Shakira y su Bicicleta. Tampoco su estribillo se queda grabado a fuego en la memoria como todos los hits estivales de Enrique Iglesias. Pero Manuel Medrano y un sencillo que grabó hace cinco años desde su casa, Bajo el agua, se ha colado entre las mejores canciones del año para los premios Grammy Latinos (el próximo 17 de noviembre). Es el único de los nominados que ha logrado que su nombre aparezca entre los grandes de la música latina y, a la vez, entre los mejores nuevos artistas. Él todavía no se lo cree. "Estoy en shock", resume al comienzo de la entrevista.

Este colombiano, de 28 años, se enteró de las tres nominaciones de la Academia Latina de la Grabación durante un viaje a México para promocionar su nuevo single: Una y otra vez. Fuera de la cámara y con el micro apagado parece un niño hiperactivo, que con su más de 1.90 metros de altura, salta de la emoción. Cuando responde, sin embargo, reduce el ritmo, cierra los ojos, y habla como canta: tranquilo y arrastrando la voz.

Pregunta. ¿Qué significa para alguien que acaba de empezar que le nominen a los Grammy Latinos?

Respuesta. Es el reconocimiento a años de trabajo, a la música que estoy haciendo. Es una de las mejores noticias que me han llegado en la vida.

P. Está compitiendo con artistas que llevan años ganando premios de este tipo y usted ha conseguido la atención de la Academia con sólo un disco. ¿Cómo digiere este reconocimiento?

R. Fue una noticia que me dejó en shock todo el día, que todavía no me creo, recibir tres nominaciones por mi primer trabajo me parece sorprendente. Son tres categorías en las que estoy al lado de grandes artistas a los que he admirado siempre. Es un honor inmenso.

P. ¿Cree que lo tiene más difícil por ser un artista nuevo?

R. Es todo un reto porque la gente no te conoce, pero estos premios se basan en la excelencia musical más que en la fama. No quiero pensar que es difícil, además en mi casa me enseñaron desde pequeño que no hay nada imposible y yo me creí ese cuento.

Yo escribía canciones pero no era mi plan ser un artista ni sacar un disco. Tocaba en bares y lo hacía por diversión

P. ¿Qué estaba haciendo cuando se enteró de las nominaciones?

R. Yo iba en una van [furgoneta] de camino a la radio en México para hacer promoción de mi nuevo sencillo y cuando recibimos la primera nominación, que nos la contaron unos amigos por Whatsapp, pensamos: "¡¿Qué?!, ¡¿mejor artista?! Tranquilicémonos, no vamos a celebrar hasta que no lo veamos seguro en la página web oficial de los premios". Y cuando lo vimos fue una felicidad enorme. Luego llegamos al parqueadero y nos llegó la nominación a canción del año y ya no lo podíamos creer. Pero cuando entramos al edificio y llegó la tercera, por mejor álbum cantautor, grité durísimo, todos me miraron raro. Es muy emocionante y sé que va a serlo el resto de mi vida. Siempre me acordaré de este día. 

P. ¿Hay algún premio que le haga especial ilusión?

Hay una categoría en particular, la de mejor álbum de cantautor. Escribir canciones es lo que más me gusta hacer y que me nominen por eso es increíble. La de nuevo artista creo que es la más importante en mi caso porque este álbum tiene poco más de un año. Y la de canción del año es demasiado especial, estamos al lado de esas cancionzotas que han estado en el número uno en todo el mundo y son de artistas que llevan una vida entera recibiendo premios e inspirándonos al resto.

P. Cuando colgó Bajo el agua en las redes sociales por primera vez, ¿algún día pensó que llegaría tan lejos?

R. Yo escribía canciones pero no era mi plan ser un artista ni sacar un disco. Tocaba en bares y lo hacía por diversión. La música siempre la vi como un hobby, todavía la veo así. La canción la escribí en 2008 y que esté nominada me parece alucinante.

P. ¿Cómo empezó todo?

R. En el colegio, mi mamá me regaló una guitarra cuando era chico sin que yo tuviera ninguna fascinación especial por la música. Gracias a eso, empecé a escucharla, a descubrir géneros y artistas y con el tiempo despertó en mi una fascinación tremenda por los cantautores. Y creo que desde ahí comenzó este sueño, cuando cumplí 18 decidí que quería que esa fuera mi profesión: cantautor. Cuando escribo canciones lo hago con el fin de curar heridas, considero que esa es mi misión en el mundo.

P. ¿Qué es eso del pop fundido, el género con el que se ha definido?

R. Cuando abrí mis redes sociales oficiales tenía que concretar mi género y no sabía qué responder. No me sentía cómodo diciendo que hacía rock o pop o baladas. Siento que tomé muchos géneros para hacer el mío propio. Entonces me inventé lo de "rock fundido", porque hace referencia a mezclar aquellos que han sido parte de mi vida y, al tiempo, es una sátira a aquellos que dicen sólo escuchar determinado tipo de música.

P. Los Grammy Latinos tienen un elevado número de artistas colombianos entre los nominados. ¿Por qué cree que tiene tanto peso la música de su país?

R. Todos los colombianos hemos querido poner en alto el nombre de nuestro país y los músicos en particular somos los encargados de transmitir ese mensaje al mundo, por eso hemos sido tan queridos. Es un gran momento para la música colombiana.

P. Y respecto a la situación política de su país, ¿qué votaría en el plebiscito por la paz en Colombia?

R. La paz no depende del plebiscito, sino de todos los colombianos, de la fe y del trabajo que pongamos en ese proceso. Por el amor que le tengo a mi país firmaría por el sí, pero la gente debe tener muy claro que no sólo depende de firmar un papel, sino de que todos cambiemos nuestra forma de pensar. 

Más información