Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boa Mistura lleva poemas efímeros a las ciudades Patrimonio españolas

‘Laberintos líricos’ es el proyecto que expondrá en las plazas versos de autores locales

Integrantes del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y de Boa Mistura en la presentación de 'Laberintos líricos'.
Integrantes del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y de Boa Mistura en la presentación de 'Laberintos líricos'.

Un poema recoge la esencia de las ciudades patrimonio de España. Los versos forman Laberintos líricos, una instalación nómada y efímera del colectivo Boa Mistura, que se iniciaron en el grafiti callejero, y del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad que entre septiembre de 2016 y octubre de 2017 visitará las 15 localidades protegidas con el objetivo de transmitir la identidad de cada uno de estos lugares y atraer a visitantes más jóvenes. “El proyecto recoge el espíritu de lo que somos el Grupo de Ciudades. Con una misma base se consiguen 15 obras diferentes, con una misma estructura y cambiando los puntos de vista se logran versos con significado diferente pero en perfecta armonía, y eso es precisamente este grupo”, asegura Elena Nevado, alcaldesa de Cáceres.

Cada ciudad será representada por un verso de un poeta local. Las palabras serán plasmadas sobre 15 prismas de madera (en representación de las ciudades), que se convierten en el lienzo de la instalación nómada y efímera. La obra, que empezará a recorrer las localidades protegidas a partir del 19 de septiembre, estará exhibida solamente tres días en cada uno de los lugares. “Es efímero por frescura. Las ciudades históricas permanecen, nosotros vamos a llegar y poner una chispa, un soplo fresco, y eso no puede estar siempre”, afirma Pablo García Mena, uno de los artistas de Boa Mistura que realizará el recorrido de la exposición.

A pesar de tener características y lenguas diferentes, la memoria, los sueños y el paso del tiempo aparecen como conceptos comunes a las 15 ciudades. Según explica García Mena en la presentación del proyecto, Boa Mistura quiso representarlos en prismas triangulares por el potencial que tienen para generar perspectivas y abrir espacios donde parece que se cierran. “Buscamos crear un paisaje de formas y de geometrías de colores que permita establecer un diálogo vivo entre la historia del patrimonio arquitectónico y la contemporaneidad de una instalación artística”, dice sobre la instalación que utiliza la técnica de anamorfismo, la cual le permite al espectador colocarse en cuatro puntos distintos de los espacios para leer lo que está escrito sobre ellos.

El espacio en el que se monte el laberinto en cada ciudad es básico, por lo que se ubicarán en el centro de las ciudades, en plazas u otros sitios emblemáticos con suficiente amplitud para generar el efecto de anamorfismo. “Creemos que con esta serie de intervenciones, iguales pero diferentes, conseguimos dar voz al corazón de las ciudades”, señalan desde el colectivo.

Ciudades vivas con historia

Las localidades que integran el Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad defienden la necesaria convivencia entre lo tradicional y las nuevas tendencias entre lo histórico y lo contemporáneo. A pesar de tener mucha historia son ciudades jóvenes con ganas de cambiar las cosas, de “ser transgresoras”, según Elena Nevado, quien es también presidenta de esta asociación. Para la alcaldesa de Cáceres —lugar donde se iniciará la exposición—, Laberintos líricos es un proyecto que encaja “perfectamente” en el grupo porque “son ciudades vivas, llenas de energía, como el arte de vanguardia”.

La decisión de hacerlo de la mano de Boa Mistura es para acercarse al público más joven, pues uno de los objetivos es que descubran que a través del patrimonio y de la historia pueden encontrar propuestas diferentes. “Queremos que vean en nuestras ciudades, ciudades vivas”.