Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las coordenadas de Anna Bella Geiger

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo acoge la primera muestra en España de la artista brasileña

La artista Anna Bella Geiger posa junto a su obra 'A parte-Geometría brasileira' Ampliar foto
La artista Anna Bella Geiger posa junto a su obra 'A parte-Geometría brasileira'

Con unos cuantos trazos, la artista brasileña Anna Bella Geiger (Río de Janeiro, 1933) es capaz de transformar el mapa de Brasil en una muleta, en una mulata o, incluso, en América Latina. Y con tan solo darle la vuelta, en la montaña de un paisaje de tonos oscuros. Pero Geiger va más allá. En una de sus cartografías, la también pintora y grabadora llega a convertir a su ciudad natal en centro cultural del mundo. "La labor de cartógrafa no es ninguna banalidad, dibujar un mapa es trazar los esquemas del poder", defiende Estrella de Diego, ensayista y comisaria de la exposición Anna Bella Geiger. Geografía física y humana, en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) de Sevilla. La muestra, primera individual de la artista en un museo español, podrá visitarse hasta el 23 de octubre. "Para la gente, la cartografía o el mapa no es arte, puede ser muy lindo, pero no arte, ese ha sido un gran obstáculo", explica Geiger. 

Con más de un centenar de obras, entre mapas, fotografías, vídeos o fotocollage, la exposición hace un recorrido por los más de 60 años de producción de Geiger. "Mi trabajo persigue la idea de la intuición, la sensibilidad de trabajar cosas con diversos elementos, algo que depende mucho de la situación del mundo, de entender lo que pasa", ha afirmado la artista antes de reiterar la dificultad que tiene hacer arte con la cartografía, en la que desarrollar una estética "es complicado", sobre todo cuando lo que pretende es elaborar una "geografía antropomórfica" en la que abordar cuestiones geográficas y espaciales. "La muestra pone en evidencia la sutileza de su obra, su compromiso político, su peculiar subversión de las cronologías, la diversidad de los medios utilizados y su sutilísimo sentido del humor", explica De Diego.

Pese a la radicalidad de la obra de Geiger y a ser de las primeras artistas que usó el vídeo en Brasil, De Diego apunta que su trabajo no ha tenido la visibilidad que sus colegas masculinos. "Esta invisibilidad ha tenido, por supuesto un lado negativo, pero también uno positivo ya que, al igual que a otras artistas, le ha permitido trabajar en sus proyectos al margen de cualquier presión", explica la comisaria y crítica de arte de EL PAÍS antes de resaltar el papel de Geiger en lo que considera un arte "subversivo" y su "valentía" al hacer una representación abstracta en una situación política complicada como la dictadura brasileña. "No teníamos contacto con el exterior, ni teníamos permiso para viajar", pone como ejemplo la artista. Según De Diego, los mapas son "el hilo conductor de ese discurso poético y político que recurre a metáforas espaciales", una constante en la obra de Geiger, presente en el MOMA de Nueva York, el Centro Georges Pompidou de París o la Getty Collection de Los Ángeles.

'Rio de Janeiro como centro cultural o mondo', de Geiger. ampliar foto
'Rio de Janeiro como centro cultural o mondo', de Geiger.

La exposición gira en torno a dos propuestas que han atravesado su carrera: la geografía física y la humana. "Son la excusa para reflexionar sobre cuestiones relacionadas con las políticas coloniales, los estereotipos culturales, las exclusiones, los discursos impuestos por la hegemonía y, especialmente, los modos de cuestionarlos desde unas formas refinadas, frágiles y delicadas a cada paso que convierten a sus objetos políticos en objetos poéticos. Ella mira desde dentro y desde fuera", señala la comisaria, quien destaca el humor y la ironía de la artista en todas sus obras. Entre los trabajos expuestos, se encuentran Brasil nativo / Brasil alienígena, O pao nosso de cada dia, Little boys and girls. Historia dó Brasil, América LatinaPassengers.

Anna Bella Geiger. Geografía física y humana, según el director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes, se enmarca en la apuesta del centro por el arte latinoamericano y por recuperar a aquellos artistas que no han tenido el reconocimiento que deberían. "Al igual que otras mujeres, Geiger ha tenido que camuflarse, algo muy presente en su obra, para poder hablar y dar un discurso distinto del masculino", apunta Álvarez Reyes. "Geiger no solo ha creado, sino que ha luchado y se ha comprometido para que muchas más mujeres pudieran llegar en el ámbito de la creación y la cultura", ha defendido la consejera de Cultura, Rosa Aguilar.