Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bosco, la película

López Linares dirige un documental en el que 30 personalidades comparten su pasión por ‘El jardín de las delicias’

Shalms Rushdie en un documental sobre la obra de El Bosco, en el Prado.

“Al final de una novela, el escritor desvela el misterio. En este caso, el autor no quiere que lo resuelvas. Quiere que permanezcas en ese misterio”, reflexiona el escritor Salman Rushdie ante El jardín de las delicias, obra maestra de El Bosco (1450-1516) expuesta en el Prado y protagonista absoluta del documental El Bosco, el jardín de los sueños, dirigido por José Luis López Linares (Madrid, 1955). Para su realización, ha contado con la participación de 30 personalidades del mundo de la cultura y de la ciencia (Cees Noteboom, Laura Restrepo, Orhan Pamuk, Miquel Barceló, Michel Onfray, Nélida Piñón, José Manuel Ballester, Sílvia Pérez Cruz, Ludovico Einaudi, William Christie o Cai Guo Quiang, entre otros).

La película, que se estrenará en salas el 9 de junio con proyecciones anunciadas en 100 salas, será exhibida en televisión y ha sido financiada por la Fundación BBVA, patrocinador de la exposición que el Prado dedica a El Bosco a partir del 31 de mayo con 65 obras nunca reunidas hasta la fecha.

Días antes de la presentación de la película, con los montadores entregados a los últimos ajustes de la versión definitiva, López Linares habla entusiasmado de la cinta, una idea suya que el Prado acogió con entusiasmo desde el primer momento. Como suele ser habitual en su reputado trabajo de documentalista, el punto de arranque fue un libro: The Land of Unlikeness, la investigación del historiador neerlandés Reindert Falkenburg en torno a los misterios del pintor.

La película no tiene narrador; tampoco un hilo conductor. Todo parte de la contemplación del tríptico y de la conversación que genera. “Muy al comienzo, Falkenburg plantea que la obra fue concebida como un tema de conversación para una audiencia formada por los nobles de la época y eso es lo que el espectador va a encontrar en el documental: una conversación”, explica López Linares.

A lo largo de 90 minutos, los 30 personajes van hablando ante el tríptico. Expresan emociones y opiniones, algunos tras verlo por primera vez en las tres dimensiones. Todos son admiradores de una obra contemplada a diario por unas 4.000 personas. Las aportaciones a esa gran conversación resultan de lo más variado. Barceló, por ejemplo, cuenta los conejos que aparecen en el lienzo, que define como “un gran día de fiebre”. El filósofo Michel Onfray opina que supone “una invitación a pensar lo impensable”. Y si el director de orquesta William Christie se maravilla “ante uno de los mayores enigmas” de la historia del arte —“¿tiene solución?”, se pregunta a renglón seguido—, la cantante Sílvia Pérez Cruz protagoniza uno de los mejores momentos del filme cuando, tras balbucear unas palabras entrecortadas, opta por arrancarse a cantar llena de emoción.

Dosis de suspense

López Linares prefiere no revelar demasiados detalles. El documental, aclara, atesora dosis de suspense. “Las intervenciones improvisadas de los personajes han llevado la película hacia unos derroteros inimaginables al principio. No voy a decir que se den respuestas definitivas a los misterios de la obra, pero sí que habrá sorpresas”, apunta.

El rodaje se hizo con el museo cerrado, antes de las diez de la mañana y a partir de las ocho de la tarde. Esas imágenes se mezclan con secuencias filmadas en lugares que tienen que ver con El Bosco y con su obra y lucen aderezadas con una ecléctica banda sonora que incluye piezas de Bach, Elvis Costello o Lana del Rey. Con un presupuesto de 220.000 euros, solo ha faltado la intervención de Umberto Eco, un compromiso que el escritor italiano, fallecido en febrero pasado, no pudo cumplir.

Una vez concluido este trabajo sobre El Bosco, el siguiente proyecto de López Linares también está ligado al mundo de la cultura. Se trata de un documental que acompañará el bicentenario del Teatro Real de Madrid, que se celebra en 2018. Y por un horizonte un poco más lejano asoma el mismísimo Velázquez, un proyecto y un personaje que le fascinan desde hace algún tiempo.

Entre Trotski y el jerez

Nominado para los Emmy, José Luis López Linares cuenta con tres Goyas. Su primer gran éxito fue Asaltar los cielos, sobre el asesinato de Trotski, realizada con Javier Rioyo, un trabajo que le convirtió en maestro del documental español. Le han seguido más de 40 documentales (Lorca, así que pasen cien años, A propósito de Buñuel, Extranjeros de sí mismos, Gregorio Marañón, humanista y liberal...) Entre sus últimos rodajes se encuentra uno de los que más satisfacciones le ha dado: Jerez & el misterio del palo cortado, “Me encantó hacerla. Y el vino ha pasado a consumirse un 30% más que antes. Toda biografía es un reto, incluida la de los vinos”.