Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adam Driver y Michael Palin serán los protagonistas del ‘Quijote’ de Terry Gilliam

El filme comenzará a rodarse en España en septiembre. Los dos actores sustituyen a Johhny Depp y Jean Rochefort

Festival de Cannes
Johnny Depp y Terry Gilliam. Getty Images

Cuando hace unas semanas el productor portugués Paulo Branco contó a este diario que retomaba y ponía en marcha el Quijote de Terry Gilliam, confirmó que el reparto cambiaba por completo, que negociaba en esos momentos con diversas opciones para los dos protagonistas y que esperaría a Cannes para empezar a desvelar nombres. El hombre que mató a don Quijote ha vuelto a la vida, tras pasar diversas resurrecciones en estos 15 años, y hoy la revista Screen International desvela que el actor que encarnará al protagonista, el personaje al que incluso dio vida durante una semana Johnny Depp, será Adam Driver; y que el Quijote finalmente recaerá en otro Monty Python, Michael Palin.

Paulo Branco, figura clave del cine de autor luso y francés, a través de su Alfama Films, radicada en París, encabeza el proyecto, junto a la productora española Tornasol, de Gerardo Herrero. El rodaje, con un presupuesto de 16 millones de euros, se iniciará a mediados de septiembre en España. “El guion no ha variado mucho, pero esto solo lo sé por Terry, porque yo no he leído libretos anteriores. El pasado es el pasado y empezamos con reparto nuevo”, decía Branco en abril. Y efectivamente, ni Johnny Depp, ni Ewan McGregor, ni Jack O’Connell, que justo hoy presenta película en Cannes, Money monster. El elegido es el californiano Adam Driver, un intérprete estupendo, visto en películas como Frances Ha, Lincoln o A propósito de Llewyn Davis, que acaba de terminar Silence, con Martin Scorsese, pero que se ha hecho popular por la serie Girls y, sobre todo, por dar vida a Kylo Ren en Star wars: el despertar de la fuerza. La semana que viene estará en Cannes porque protagoniza la última película de Jim Jarmusch, Paterson. En cuanto a Palin, suple a Jean Rochefort, Robert Duvall y John Hurt, otros nombres que en un momento dado se cruzaron con el proyecto. En Cannes hay prevista una rueda de prensa el próximo miércoles desvelando más detalles.

La historia del cine está plagada de proyectos malditos, y uno de los más famosos es el Quijote de Terry Gilliam, una película que incluso comenzó a rodarse en las Bardenas Reales en Navarra durante seis días de octubre de 2000. El argumento del filme no ha variado: un ejecutivo londinense (Driver) viaja al siglo XVII a España, donde Don Quijote (Palin) lo confunde con su Sancho Panza. En el fracaso de la versión de 2000 (que contaba con 21 millones de euros de presupuesto), además de las inundaciones que convirtieron el desierto de las Bardenas en un lodazal y del ruido constante de los cazas que practicaban en un cercano campo de tiro de la OTAN, tuvo mucho que ver una doble hernia discal en la columna del Quijote Jean Rochefort, que le impidió montar a caballo. De aquel esfuerzo baldío levantó constancia un espectacular documental Lost in La Mancha (2002).

Branco contaba en abril: “Mucha gente espera esta versión extraordinaria, y absolutamente moderna, de lo que representa el Quijote, y me encanta la idea de que filmemos justo durante las conmemoraciones del cuarto centenario de la muerte de Cervantes. Es una gran responsabilidad que gozo. Terry posee una mirada muy especial, única, que dará una nueva perspectiva a un personaje que vive en el imaginario mundial”.