Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Murió Mariano Mores, el último prócer del tango

El prodigioso pianista, director y compositor argentino falleció esta madrugada a los 98 años

Mariano Mores
Mariano Mores al piano, junto a su nieto Gabriel

En algún lugar arrancó hoy una fiesta, con Mariano Mores al piano llenándolos a todos de su talento, de su música, "que sí eternamente vivirá". Así despidió al prócer del tango -"un grande entre los grandes"- su nieta Mariana Fabbiani, que confirmó el fallecimiento de Mores a los 98 años a través de las redes sociales. Pianista, director y compositor, Mores deja para el recuerdo algunos de los temas más conocidos del tango como "Taquito Militar", "Pampa Mía", "Uno", "Cuartito Azul" y "Cafetín de Buenos Aires".

Nacido el 18 de febrero de 1918 en Buenos Aires con el nombre de Mariano Alberto Martínez, se acercó a los escenarios por primera vez a los 14 años, en el café Vicente de la avenida porteña Corrientes. No se bajó hasta casi el final de su vida: en 2008 ofreció dos conciertos en el Luna Park bautizados "90 años no es nada" y 2012 ofreció su último recital en el Auditorium de la ciudad de Mar del Plata, en el que simbólicamente traspasó la batuta a su nieto Gabriel.

Sus primeros pasos fueron como acompañante del conjunto criollo La Cuyanita y después como pianista de Roberto Firpo. Ya en la veintena, entró en la orquesta del precursor Francisco Canaro antes de lanzarse a crear sus propias formaciones. A lo largo de su prolífica carrera, musicalizó una multitud de temas, en unión con otros grandes poetas del ritmo del 2x4 como Enrique Santos Discépolo, Homero Manzi y Enrique Cadícamo.

Autodefinido como un "tanguero conservador", al que no atraía la fusión del tango con otros géneros, Mores alcanzó un gran prestigio internacional.

Su pasión por el tango se complementó con incursiones en el cine a fines de los años 40, cuando participó como músico y actor en películas como Corrientes, calle de ensueños, La doctora quiere tangos y La voz de mi ciudad. Del cine pasó también a la televisión y llegó a ser protagonista de la serie musical M ama a M junto a la diva Mirtha Legrand.

Uno de los golpes más fuertes de su vida fue la muerte por cáncer de su hijo Nito a los 39 años. Desde su fallecimiento, en 1984, el célebre pianista recordó a Nito en cada espectáculo que brindó.

El año pasado, su nieto Gabriel protagonizó un homenaje en vida a su abuelo en el Teatro Colón, que el gran maestro disfrutó vía streaming desde su domicilio, desde el que también envió un saludo a los asistentes: "Buenas noches amigos de siempre. Les dejo mi corazón y quedan en compañía de mi orquesta".

Más información