Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS COLECCIONES DE EL PAÍS

El caótico idilio de Raphael y De la Iglesia

El cantante se ríe de sí mismo en la frenética comedia 'Mi gran noche', este domingo con EL PAÍS

Una imagen de Raphael en 'Mi gran noche'.
Una imagen de Raphael en 'Mi gran noche'.

Álex de la Iglesia lo admitió sin tapujos en la presentación de la cinta: "Si Raphael hubiera dicho que no, esta película seguramente no podría haberse hecho". Por suerte, el intérprete de Escándalo, Yo soy aquel y Como yo te amo leyó el disparatado guion elaborado por el director y el guionista Jorge Guerricaechevarría y dijo sí. Fue el paso definitivo para poner en marcha la grabación de Mi gran noche, una comedia grotesca que se desarrolla en la grabación en pleno agosto de un especial televisivo de Nochevieja y que cuenta con el cantante en modo autoparodia como protagonista. Este domingo, el DVD con EL PAÍS dentro de la Colección Goya 2016.

Junto a él, Mario Casas en el papel de estrella adolescente, Carlos Areces como su hijo y agente, Blanca Suárez y Pepón Nieto como figurantes de la grabación y Carmen Machi que interpreta a una malhumorada regidora. Alphonso, el sádico y cretino cantante que protagoniza la trama y que está obsesionado por ser el primero en actuar después de las campanadas, supuso la vuelta al cine de Raphael 40 años después de su última película. "Lo que sí va a ser rompedor para el espectador de la película es que van a descubrir que este artista también tiene sentido del humor”, anticipaba el cantante/actor un mes antes del comienzo del rodaje. "Todo lo que he vivido se ve en mis películas y para explicar un montón de cosas de España necesito a Raphael”, le respondía de la Iglesia en ese encuentro que mantuvieron con EL PAÍS como testigo.

Mi gran noche se presentó en el festival de San Sebastián, a finales del año pasado, y supuso la locura. Mario Casas, que levanta pasiones y Raphael, ídolo de masas y recientemente elevado al altar de la admiración de los modernos, juntos en el festival. La cita cinéfila se paralizó por un día para acoger este estreno.

Pero más allá de la comedia frenética que representa esta película en la que De la Iglesia impone el sello al que ha acostumbrado al espectador a lo largo de toda su filmografía, el director pretende contar algo más. La cinta refleja la falsa felicidad, el ansia por aparentar algo que en realidad no existe. Esto se observa en la forzada alegría que los figurantes deben mostrar en la grabación de las escenas del especial en cuestión y en el odio que se profesan los presentadores de una gala que se adoran frente a las cámaras. El realizador también se burla en esta cinta de algunos de los pecados patrios como la corrupción y una casposidad en la que muchos aún se reconocen.

Mi gran noche es la tercera entrega de la colección Goya 2016, con la que EL PAIS lleva cada semana al quiosco las películas que más nominaciones acumularon en la última edición de los Premios de la Academia, por 9,95 euros. La película de Álex de la Iglesia optó a tres galardones. Los siguientes títulos son El Rey de la Habana, Camino a la escuela, Nadie quiere la noche, Requisitos para ser una persona normal, B, Negociador y Techo y comida.