Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Cisneros, historia de un movimiento de cuatro siglos

Un libro recorre las peripecias de la saga que salió de Palencia

El historiador José Ángel Rodríguez y el empresario Gustavo Cisneros, este viernes en Madrid.
El historiador José Ángel Rodríguez y el empresario Gustavo Cisneros, este viernes en Madrid.

El movimiento. Después de rastrear andanzas y peripecias de 14 generaciones de la familia Jiménez de Cisneros, el historiador venezolano José Ángel Rodríguez tiene claro que el hilo invisible que les une a todos es el desplazamiento perpetuo.

Las idas y venidas de una saga, que tiene raíces en España, Cuba, Estados Unidos, Trinidad y Venezuela, se recogen en el libro Los Cisneros. Rostros y rastros de una familia (El Viso), presentado este viernes en la Real Academia de la Historia. “Seres humanos que se confrontan con complejos contextos históricos, que van desde la Castilla medieval fronteriza, en la que los hombres libres se acostumbran a defender su asentamiento y sus tierras frente a las incursiones enemigas, pero también a intentar detener el exceso de los poderosos en la guerra de las Comunidades, como a embarcarse camino del Nuevo Mundo y crear a su vez nuestros entramados comerciales, financieros, culturales, enriquecidos por un mestizaje de saberes, lenguas y etnias”, señala Carmen Iglesias, directora de la RAH, en el prólogo de la obra.

El libro Los Cisneros. Rostros y rastros de una familia recoge las idas y venidas de la saga

Aunque los orígenes de la familia se ubican en Cisneros de Campos (Palencia), la primera huella documental data de 1570 en Murcia. “Salen de Cisneros hacia otras áreas de España más prósperas. Murcia era una de ellas. Más tarde vuelven a mudarse hacia Cádiz, que era más próspero aún por el comercio con América, y al Puerto de Santa María”, relata José Ángel Rodríguez, que ha dedicado casi cuatro años a urdir la obra, construida a partir de documentación extraída en una decena de archivos de España, Venezuela, Cuba, Estados Unidos y Trinidad.

Entre 1735 y 1748 hay una laguna. Los Jiménez de Cisneros hacen el desplazamiento definitivo: en algún momento cruzan el Atlántico aunque se desconoce si lo hacen por razones políticas, económicas o de aventura. De todo hay en esos años. Se encadenan guerras donde se disputan las nuevas hegemonías al tiempo que se apoyan hazañas donde los científicos ponían a prueba su espíritu de buscavidas como la expedición liderada por la Academia de Ciencias de Francia, a la que se sumaron los marinos españoles Jorge Juan y Antonio de Ulloa, para medir el arco de la Tierra en el ecuador, que resultó un dato indispensable para averiguar la verdadera forma del planeta.

La rama cubana

Lo cierto es que en 1748 se detecta en Cuba, en plena expansión azucarera, a José Vicente Anastasio Ximénez de Cisneros, que ha cruzado el océano. “La Habana era entonces uno de los focos de atracción más potentes”, detalla el historiador, que se encargó de “ponerle la sustancia a la genealogía familiar”.

El proyecto de investigación histórica comenzó en 1982, dos años después de la muerte de Diego Cisneros. En los últimos años, el empresario urgía a su hijo a indagar en el pasado. “Cuando quedó apartado de los negocios me pedía que procurásemos recuperar la historia de la familia para la posteridad. Un relato que él temía que desapareciera”, contó Gustavo Cisneros, durante la presentación del libro en la Universidad de Brown el pasado abril.

Esa búsqueda, en la que han participado una veintena de archiveros e historiadores, ha permitido rescatar a personajes singulares en la ciencia, los negocios o la política hasta desembocar en el éxito empresarial de Diego Cisneros en Venezuela, donde funda una compañía de autobuses, a la que se irán sumando nuevas industrias hasta crear Venevisión, el canal de televisión abierto en 1961 con la presencia de Joan Crawford. Su sucesor al frente del entramado empresarial, Gustavo, reforzaría el grupo de telecomunicaciones y el mecenazgo cultural, de la mano de su esposa Patricia Phelps de Cisneros, una de las coleccionistas privadas de arte más importantes.