Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La música del (des)amor

La obra es una mezcla de comedia y drama en las crisis amorosas de unos treintañeros

Fotograma de 'Los miércoles no existen'.
Fotograma de 'Los miércoles no existen'.

Tras cinco temporadas de éxito en los teatros madrileños El Sol de York, Lara y Fígaro, y también en gira por el resto de España, no parecía complicado augurar una adaptación cinematográfica de la obra Los miércoles no existen. Peris Romano, su creador, la lleva a cabo con una pequeña parte del reparto original pero con semejantes señas de identidad: mezcla de comedia y drama en las crisis amorosas de un grupo de treintañeros a través de los años, mientras las canciones en directo de las representaciones en las tablas se convierten aquí en regocijantes apariciones de los músicos Esther Rodríguez y Alberto Matesanz en medio de algunas secuencias.

Los miércoles no existen

Dirección: Peris Romano.

Intérpretes: Eduardo Noriega, Inma Cuesta, Alexandra Jiménez, Gorka Otxoa.

Género: musical. España, 2015.

Duración: 130 minutos

Aunque la ruptura del orden cronológico sirva menos para conformar un discurso que para disfrazar una cierta inconsistencia, la elegancia en la puesta en escena de Romano y su capacidad, ya demostrada en 8 citas (de 2008, dirigida junto a Rodrigo Sorogoyen), para componer dilemas sentimentales cargados de sorna, llevan a la película a una simpatía general que domina a pesar de la desigualdad de las situaciones. Una sugestión en la que también tiene mucho que ver el notable trabajo interpretativo general, y en el que destacan dos sorpresas: la exhibición física de chulería paródica de William Miller, y el volcán de belleza sexy de Andrea Duro, que además es la que mejor defiende vocalmente sus canciones.

Más información