_
_
_
_
_

¿Les tocará a los académicos el Euromillón?

Gerardo Herrero, productor de ‘Felices 140’, regala participaciones para promocionar su película de cara al Oscar

Gregorio Belinchón
Copia de la carta del euromillón enviado por Gerardo Herrera.
Copia de la carta del euromillón enviado por Gerardo Herrera.

Maribel Verdú se levanta y les cuenta a sus amigos y familiares que le ha tocado el euromillón. Que lo que iba a ser una fiesta por su 40 cumpleaños es en realidad una celebración por un dinero caído del cielo. Y la respuesta no es unánime: hay quien se alegra… y quien se enfada.

Así se desencadenaba el conflicto en Felices 140, de Gracia Querejeta, y algo parecido ha pasado entre los académicos de cine. Porque la película de la actual vicepresidenta de la Academia es uno de los tres precandidatos españoles al Oscar, y como parte de su campaña, sus productores Gerardo Herrero y Mariela Besuievsky han enviado a los 1.200 académicos con derecho a voto una carta en la que les proponen “jugar entre todos al euromillón, y lo que el cine ha unido, que no lo separe nadie!”. Al lado, la imagen escaneada del recibo del sorteo que se celebra hoy viernes, con siete números: cinco corresponden al día, mes y año de su estreno, el 40 por la edad de la protagonista y el 16 por el año de la ceremonia de los Oscars. Debajo, la explicación de los dos números de las estrellas: 7, por los largos dirigidos por Querejeta y el 9, por la cantidad de actores principales. Y acaba con la firma de ambos productores, explicando que si toca, su empresa Tornasol Films “compartirá el premio con todos los académic@s”. De apostilla, dos notas explicativas. Sobre los beneficiarios: “Los académic@s de la Academia de Cine Español que voten en la 88ª edición de los premios Oscar”. Y sobre el reparto: “Si el boleto de Euromillón resultase premiado, contactaremos con vosotros a través de la Academia de Cine para indicaros cómo proceder para obtener el premio”. Estos días los académicos están votando entre Felices 140, Loreak, de Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, y Magical girl, de Carlos Vermut, para elegir a la representante española a los premios de Hollywood, y el ganador se hará público el próximo martes 29.

Espero que comprendan que es una broma. Me parece patético que alguien se enfade por eso. Es más, he recibido llamadas felicitándome por la idea. Sencillamente, hacemos marketing con humor. Las probabilidades de que toque son mínimas”, dice Gerardo Herrero

La carta no ha hecho gracia a todos los académicos. Es cierto que cumple estrictamente dos normas de la institución: no pide directamente el voto y no habla mal de las rivales. Gerardo Herrero explica: “Espero que comprendan que es una broma. Me parece patético que alguien se enfade por eso. Es más, he recibido llamadas felicitándome por la idea. Sencillamente, hacemos marketing con humor. Las probabilidades de que toque son mínimas”. Su directora, Gracia Querejeta, ahonda: “Me lo contó Mariela y me hizo gracia. Rodé la película antes de ser vicepresidenta y espero que nadie mezcle los dos hechos, que todos entiendan que es una broma y que yo estoy en activo”.

Como toda comunicación a sus miembros, la carta pasó por la Academia, que le dio el visto bueno, antes de que fuera enviada por una de las empresas de mensajería —hay varias destinadas a ello, y cada película elige cuál prefiere— que poseen las direcciones de los votantes. Son datos confidenciales que no están disponibles ni para las productoras ni para los académicos. Antonio Resines, presidente de la Academia, asegura: “De verdad, no es importante, tiene que ver con el tema de la película. Solo creo que debería explicar mejor que es para todos los académicos con derecho a voto y no solo para los que lo ejerzan, porque ese dato no lo conoce nadie. Ahora, en el hipotético caso de que toque…”. Y echa a reír, pensando en el posible jaleo. “Ahora, las posibilidades son mínimas”.

Pero no todos lo entienden así. Mezclar un dinero, aunque improbable, con una elección, intranquiliza por más de que sea, efectivamente, todo legal. Otras películas, en estas y anteriores votaciones a ‘goyas’ y ‘oscars’, han enviado los consabidos DVD, cartas… y desde flores —como hizo Loreak— hasta balas (Miss bala). En la Academia recuerdan que Bigas Luna llegó a regalar una loncha de mortadela y un tanga. Varios académicos han mostrado a EL PAÍS su malestar con una publicidad completamente legal pero, para ellos, algo delicada. Xabier Berzosa, productor de Loreak, apunta: “No soy académico y no me había fijado en la carta, que sí han recibido amigos míos, hasta esta llamada. Corresponde a los académicos sacar sus propias conclusiones. A mí no me parece acertado meter en la Academia cualquier cuestión económica, aunque sea con una finalidad buena, y aunque no dependa de la elección”. Pedro Hernández, productor de Magical girl, tampoco es académico: “No conocía esta carta. Cada uno usa sus recursos y apuesta por su película. Nosotros sencillamente con una postal hemos defendido nuestro potencial e invitamos a que sigan viendo la película en Veomac”, plataforma de Internet en la que los académicos pueden ver, con sus claves individuales, los largometrajes elegibles.

El ser candidato al Oscar importa. Y mucho. “Más que en España, pesa mucho en las ventas internacionales del filme. Todo suma”, explica Herrero, “y más en un momento con tantas películas y mercados en crisis. Él ya ganó la estatuilla como productor de El secreto de tus ojos, de Juan José Campanella. “Cuando volví de Los Ángeles a Madrid, llegué la primera mañana a mi oficina y en el portal me esperaba un distribuidor italiano que había volado desde Roma solo para estar allí el primero porque la quería sí o sí”. ¿Y si toca el euromillón? Como dice Resines entre risas, “habría un mejor ambiente en el cine”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Gregorio Belinchón
Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_