CRÍTICA | NO MOLESTAR
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Añorando a Louis de Funès

Esta comedia habría sido mucho más divertida si el maestro hubiese sido su protagonista, y no Christian Clavier

Christian Clavier, en 'No molestar'.
Christian Clavier, en 'No molestar'.

Cómodo en el arquetipo de sujeto de mediana edad perpetuamente encabronado por las contrariedades de lo cotidiano, Christian Clavier ha sido considerado heredero de Louis de Funès. Frente a No molestar, última película de Patrice Leconte con Clavier en el papel protagonista, es inevitable pensar, también, en ese cómico: concretamente, en lo mucho más divertida que hubiese sido esta película si la hubiese protagonizado él, con su capacidad de modular en formas siempre sorprendentes su registro crispado, en lugar de un Clavier mucho menos enérgico y bastante más mecánico.

NO MOLESTAR

Dirección: Patrice Leconte.

Intérpretes: Christian Clavier, Carole Bouquet, Valérie Bonneton, Rossy de Palma, Stéphane de Groot, Sébastien Castro, Christian Charmetant.

Género: comedia. Francia, 2014.

Duración: 79 minutos.

Basada en una obra teatral de Florian Zeller, esta comedia de situación única –un tipo busca una sola hora de tranquilidad para escuchar un disco de jazz- también invita a imaginar su propia forma platónica: estilizada como un Tati, un Etaix o un tebeo francobelga y no tan funcional y hasta tosca como la factura un Leconte en busca de una eficacia efímera y lejos de las ambiciones de otros momentos de su carrera.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS