Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebeca Grynspan: “Necesitamos más política con P mayúscula”

La secretaria general iberoamericana clausura el Máster de Gobernanza y Derechos Humanos de la Cátedra Jesús de Polanco

Juan Luis Cebrián y Rebeca Grynspan, durante la entrega de diplomas. Ampliar foto
Juan Luis Cebrián y Rebeca Grynspan, durante la entrega de diplomas.

La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, advirtió ayer de que la gran tarea que tiene por delante América Latina no es consolidar los logros de los últimos años, sino evitar el retroceso en un momento de desaceleración económica como el actual. “Necesitamos más política con P mayúscula”, enfatizó Grynspan durante su intervención en la entrega de diplomas de la cuarta promoción del Máster en Gobernanza y Derechos Humanos, que organiza la Cátedra Jesús de Polanco de la Universidad Autónoma de Madrid.

Ante una audiencia que ha estudiado, y que pretende trabajar, en el marco de los derechos humanos, la exvicepresidenta de Costa Rica, recién regresada de la Cumbre de las Américas, recalcó la necesidad de generar “talento y conocimiento”. “La innovación estará muy repartida”, añadió Grynspan, quien resaltó la importancia que tendrán los países emergentes a partir de ahora. “Cuando pensamos que para 2030 el 80% de la clase media se encontrará en países en desarrollo, refleja una serie de cambios en la estructura económica. Nos enfrentamos a un mundo con nuevos actores, informales y formales, y en donde lo más interesante es que las economías más grandes del mundo son economías en desarrollo. Nunca antes había pasado. Tendrán que afrontar sus retos internos a la vez que a nivel global”.

En el panorama social, Grynspan hizo referencia a un “panorama mixto”. Por un lado, recordó que “Europa es un referente en derechos sociales que está repensando su modelo”, mientras que América Latina, al menos hasta 2012, era el único continente donde se disminuyó la pobreza y la desigualdad, pese a que los niveles siguen siendo altos.

En cuanto a los retos de la gobernanza global, la secretaria general iberoamericana aseguró que “hay instituciones insuficientes” y las que se fueron creando en los últimos tiempos muestran “agotamiento y señales de cambio”. Para terminar, Grynspan reflexionó ante los alumnos recién graduados sobre derechos humanos: “Lo más importante que se hizo en el último siglo para tratar de hacer un mundo mejor fue la declaración [de derechos humanos], que se fue perfeccionando durante el tiempo”.

Junto a Rebeca Grynspan, en la entrega de diplomas estuvieron presentes el catedrático Antonio Rovira, directo del postgrado; la decana de la Facultad de Derecho, Yolanda Valdeolivas; el rector de la Universidad Autónoma; el presidente de la Fundación Santillana, Ignacio Polanco, y el presidente del Grupo PRISA (editor de EL PAÍS), Juan Luis Cebrián.