Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mercado del arte supera la recesión y bate récords

En 2014 aumentó un 7% y superó los 51.000 millones de euros

Un especialista de Christie’s sostiene un 'picasso'. Ampliar foto
Un especialista de Christie’s sostiene un 'picasso'.

El mercado del arte superó en 2014 la recesión que arrastraba desde 2007 y batió récords: superó los 51.000 millones de euros a escala mundial, un 7% de incremento interanual. Dominado por Estados Unidos (39%), China (22%) y Reino Unido (22%), el volumen de ventas creció también (un 6%), con 39 millones de operaciones. Las cifras proceden del informe elaborado por la economista cultural Claire McAndrew a instancias de TEFAF, la Feria Internacional de Arte y Antigüedades, que abre este jueves sus puertas en la ciudad holandesa de Maastricht.

Junto al vigor de las cifras y la consolidación del arte contemporáneo, de posguerra y moderno entre los compradores, la experta ha constatado el despegue de las ventas en la Red. Internet ha revolucionado el sector artístico permitiendo la aparición de clientes que gastan entre 1.000 y 50.000 dólares de media. Poco dados a acudir a subastas o galerías, el año pasado adquirieron de esta forma antigüedades por valor de 3.300 millones de euros (un 6% del total). Los sitios de la Red más buscados fueron Art.com, Gagosian.com y Artspace.com.

McAndrew reside en Irlanda y el jueves presentará en TEFAF su informe, al que le pone nombre y apellidos en conversación telefónica. "Hay alrededor de 50 firmas que dominan los tres sectores con mayores ventas. En el capítulo contemporáneo y de posguerra, con los creadores nacidos después de 1910, hablamos de Andy Warhol, Francis Bacon, Barnett Newman, Jean Michel Basquiat o Mark Rothko. En el arte moderno, de los nacidos entre 1857 y 1910, siguen mandando Picasso, Dalí, Juan Gris, Modigliani y Giacometti", afirma.

Según sus datos, el gusto de los coleccionistas ha modificado la oferta en las últimas décadas. Aunque los impresionistas son un valor seguro, "en los ochenta eran lo más buscado y apenas había oferta de arte contemporáneo y de posguerra. En cambio, en los noventa, y sobre todo en los últimos tiempos, hay suficientes obras en circulación y de buena calidad. En cambio, los maestros antiguos son difíciles de encontrar. Hay cosas de talleres famosos, pero no tantas de firmas sin discusión".

El año pasado, el arte de posguerra y contemporáneo supuso el 48% de las ventas en subastas

En 2014, el arte de posguerra y contemporáneo supuso un 48% de las ventas en subastas (5.900 millones de euros). EE UU fue aquí el motor, con una cuota de mercado del 46%. El arte moderno acaparó un 28%, repartido entre China y EE UU (3.300 millones de euros). Los maestros antiguos, por su parte, se llevaron un 8% de lo subastado, con Reino Unido como polo de atracción. "Los compradores se concentran cada vez más. Es un fenómeno paralelo a lo que ocurre en el mundo, con alrededor del 2% de la población acaparando la mitad de la riqueza mundial [según la ONU]", sigue McAndrew.

¿Y en qué invierten los que tienen un poder superior a un millón de dólares? Según ella, a finales de 2013 eran cerca de 13,7 millones de personas y manejaban 53.000 millones de dólares. Compraron joyas, piedras preciosas, automóviles, relojes, antigüedades, piezas de coleccionista y arte. De todos modos, el impacto del mercado del arte sobre la economía es notable. El informe señala que contribuye a crear empleo, "con 2,8 millones de trabajadores en 300.000 empresas". El gasto en servicios de apoyo externo alcanzó los 12.900 millones de euros.

En este escenario, las galerías siguen dependiendo de las grandes ferias para hacer negocios. Una modalidad de ventas que representó el 40% de todas las de los galeristas (9.800 millones de euros). O lo que es igual, "el segundo canal de ingresos después de las transacciones efectuadas en las propias salas", reza el estudio. TEFAF, consolidada como la más importante del mundo de su clase, tiene a gala presentar piezas inesperadas. En esta edición hay, entre otros, una acuarela de Van Gogh (10 millones de euros) y un medallón que perteneció a la emperatriz Eugenia de Montijo (5 millones de euros). De un cuadro de Murillo (El Niño Jesús y San Juanito en el desierto), de la galería española Caylus, no se conoce aún el precio.

Más información