Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel Coixet, con ‘Nadie quiere la noche’, inaugurará la Berlinale

El filme, protagonizado por Juliette Binoche, competirá por el Oso de Oro

Es la séptima obra de la cineasta que participa en el certamen alemán

La cineasta española Isabel Coixet posa en el Festival de Cine de Roma.
La cineasta española Isabel Coixet posa en el Festival de Cine de Roma.

Isabel Coixet se convertirá, el próximo jueves 5 de febrero, en el primer cineasta español en inaugurar la sección oficial del Festival Internacional de Cine de Berlín. Nadie quiere la noche, protagonizada por Juliette Binoche, Gabriel Byrne y Rinko Kikuchi, abrirá la 65ª Berlinale, con su descripción del viaje de Josephine Peary (Binoche) desde Boston a Groenlandia en busca de su marido, el explorador Robert Peary (Byrne), para compartir con él la llegada al Polo Norte en 1908. A la japonesa Rinko Kikuchi, que repite con la cineasta tras Mapa de los sonidos de Tokio, le ha correspondido el personaje de la inuit Allaka.

Esta es la séptima película que presenta en el certamen alemán Coixet, que además formó parte de su jurado oficial en 2009. La película se filmó en exteriores de Noruega y en un plató de Bulgaria, y gran parte de los interiores, incluida la estancia en un iglú, en unos estudios de Tenerife.

Juliette Binoche, en un fotograma de 'Nadie quiere la noche'.
Juliette Binoche, en un fotograma de 'Nadie quiere la noche'.

El director de la Berlinale, Dieter Kosslick, aseguraba ayer en un comunicado: “Estoy muy contento de que Nadie quiere la noche abra la Berlinale 2015. Isabel Coixet ha creado un impactante e intuitivo retrato de dos mujeres en extremas circunstancias”. Habrá más presencia española en las secciones paralelas del certamen.

Desde Nueva York, donde actualmente reside, Coixet se confiesa por teléfono tan contenta como congelada —el invierno está siendo duro en la Gran Manzana—, una sensación térmica que no le abandonará en su certamen favorito: “Será que me va el frío”. En Nueva York está escribiendo su nuevo proyecto junto al guionista y director Matthew Chapman (The ledge), “un tipo estupendo, tataranieto de Charles Darwin y que además es gran escritor”. El frío le lleva a recordar la dureza del rodaje de Nadie quiere la noche. “Esta temporada estoy sufriéndolo como nunca”.

Hace cuatro años, Coixet recibió el guion de manos del productor Andrés Santana y del guionista Miguel Barros. Hace tres, se acercó a enseñárselo a Binoche al festival de teatro de Aviñón. “Está basado en personajes reales pero los hechos están ficcionados en una trama muy moderna que reflexiona sobre qué es barbarie y qué es civilización. Juliette y yo tuvimos un proyecto en común que se cayó hace diez años cuando el productor se largó. Desde entonces hablamos sobre esa posibilidad. Y lo hemos logrado con Nadie quiere la noche. Es la actriz más disciplinada y obsesiva que he dirigido, es una máquina que come, duerme, vive para su trabajo. Y eso hizo que el equipo luchara por estar a su altura”.

Coixet cuenta que el pasado fin de semana Kosslick le llamó para anunciarle que concursaría y que hace unos días le añadió que además su filme sería la película inaugural: “Es un honor, hará que Nadie quiere la noche tenga más repercusión... aunque confieso que cuando Dieter me lo contó, yo le respondí si no era mejor para inaugurar la película de Terrence Malick [risas]. No me hizo caso”. Y sí, le llegarán los nervios: “Seguro, pero en 2009 clausuré Cannes con Mapa de los sonidos de Tokio y me cayeron palos. Estoy endurecida”.

Más información