Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Bob Crewe, pop de sexo y azúcar

Firmó himnos populares de los años sesenta y setenta, como ‘Lady Marmalade’ o ‘Can’t take my eyes off you’

Bob Crewe (Newark, Nueva Jersey, 1930), fallecido el pasado 11 de septiembre, fue un cantante, compositor y productor que firmó una parte sustancial de cancionero estadounidense de los años sesenta y setenta.

Comenzó o su trayectoria escribiendo canciones con Fran Slay en los años cincuenta. Sus primeros éxitos como compositor le llegan con títulos como Silhouettes y Daddy Cool para el grupo vocal The Rays y Lah Dee Dah para Billy and Lillie. Como otras creaciones suyas, Silhouettes conocerá diferentes versiones, la del grupo británico Herman's Hermits, la de las voces poderosas de las Ronettes o el particular tributo musical de Bob Dylan en sus The basement tapes.

Todavía tendrá que esperar un poco para convertirse en uno de los compositores más cotizados del pop americano. La fortuna le sonríe al inicio de la década de los sesenta. Esta aparece asociada junto al músico y compositor, Bob Gaudio, y componente del grupo The Four Seasons. El dúo Crewe-Gaudio encadena éxitos para la formación vocal que encabeza Frankie Valli y su inigualable falsete. Titulos como Big girls don’t cry, Walk a like a man o Rag doll, hasta llegar a esa cima de la canción popular que es Can’t take my eyes off you puntúan parte de la leyenda musical. Crewe y Gaudio, como otros tándems musicales de la década, escribían el relato sentimental, entre la épica y la lírica, de los hijos del rock and roll.

La carrera de Crewe como productor y compositor acabará extendiéndose más allá de los agudos de Frankie Valli al crear su propio sello discográfico, DynoVoice Records. Entre los mayores éxitos del sello el tema A lover’s concerto en las voces del trio femenino The Toys. En su sello, Crewe recoge la obra de clásicos como Cole Porter o el dúo Rodgers & Hart y voces como la de la Blossom Dearie, Anthony Perkins o la recientemente desaparecida Elaine Strich, una de las grandes figuras de Broadway.

Entre los proyectos personales de rewe destaca The Bob Crewe Generation, culpable, entre otras producciones, de la banda sonora de la película de Roger Vadim Barbarella y la famosa secuencia musical de obertura del film. La música de Crewe servía de motivación para el striptease —a la inversa— que realizaba Jane Fonda como aperitivo cinematográfico en los títulos de crédito de la película. Gracias a la banda sonora de la película, el nombre de The Bob Crewe Generation entraba por la puerta grande en la llamada lounge music y desde entonces no hay antología o recopilatorio de este género que no incluya sus composiciones.

En la década de los setenta y bajo los luminosos de la músico disco, Crewe volverá a dar en la diana. Formando tándem creativo con Kenny Nolan y con producción de Allen Toussaint pone en circulación el tema Lady Marmalade en las voces guerreras del grupo Labelle. El estribillo Voulez-vous coucher avec moi (ce soir)? recoge los nuevos tiempos de mayor libertad y promiscuidad sexual. La canción se convierte en un bombazo en los clubs y discotecas de todo el mundo. Veinticinco años despué, gracias a la película Moulin Rouge y su banda sonora, renace de nuevo el tema con toda su intensidad erótica, convirtiéndose en uno de los titulos clásicos de la canción popular del siglo XX en muchas encuestas y rankings musicales que se realizan.

Gracias al musical Jersey Boys, el nombre de Bob Crewe, junto al de Bob Gaudio, ha acabado formando parte del paisaje de Broadway. Desde su estreno en 2005, el musical se ha mantenido como uno de los espectáculos más populares de las últimas décadas del teatro musical.