Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hollywood vive el peor verano cinematográfico en taquilla

Desde 2006, incluso desde 1997 si se tiene en cuenta la inflación, no había habido tal debacle. Solo 'Guardianes de la galaxia' se salva de la quema

Rocket, el mapache al que pone voz Bradley Cooper en 'Guardianes de la galaxia'.
Rocket, el mapache al que pone voz Bradley Cooper en 'Guardianes de la galaxia'.

Es oficial. Hollywood vivió este año uno de los peores veranos de su historia. Las cifras que proporciona la consultoría Rentrak, dedicada al mundo del espectáculo, son demoledoras. El peor verano desde 2006. Incluso el peor desde 1997 si se tiene en cuenta la inflación. Una caída del 15% en el número de entradas vendidas en Estados Unidos entre el primer fin de semana de mayo y el primero de septiembre, el periodo estival según el calendario de Hollywood que poco tiene que ver con los solsticios. Una hecatombe que en números se traduce a 4.050 millones de dólares (3.082 millones de euros) amasados en la taquilla, una cifra considerable pero muy por debajo de los 4.750 millones de dólares (3.615 millones de euros) conseguidos el año pasado en este mismo periodo. Si hablamos en número de entradas, 501 millones según la Asociación Nacional de Propietarios de Salas Cinematográficas, la cifra más baja desde 2002.

Son muchas las razones de este desplome pero son más los analistas que prefieren señalar los motivos de esperanza dentro de la debacle. Si no llega a ser por la fuerza de un mapache, de unas tortugas y de unas cuantas mujeres, la caída habría sido irreversible. De todos los superhéroes que fracasaron a la hora de levantar este verano la taquilla tuvo que ser un grupo de casi desconocidos, los protagonistas de Guardianes de la Galaxia los que salvaron el estío. Todavía a la cabeza de la Box office, cinco semanas después de su estreno, esta franquicia menor de los estudios Marvel logró lo que esos otros mucho más populares Spider-Man o X-Men no pudieron: dar esperanza a la industria. Su única pega es que han llegado tarde al juego, lo mismo que le pasó a las Tortugas Ninja. Porque la primera ya lleva 213,5 millones de euros desde su estreno, la película más taquillera del verano en Estados Unidos gracias a un reparto que lidera un mapache con la voz de Bradley Cooper. Y la nueva versión de las Tortugas Ninja en sólo cuatro semanas lleva 126,5 millones de euros de taquilla. Nada mal para un año en el que el resto de los megaestrenos del verano no consiguieron superar la barrera de los 228 millones de euros, dando igual cuantas semanas estuvieran en cartel.

A la hora de rasgarse las vestiduras los hay que critican el cuantioso número de segundas, terceras y cuartas partes en cartelera. Sin embargo obvian que de las diez películas más taquilleras del verano, seis fueron secuelas y dos, remakes o como ahora prefieren llamarlos, reinvenciones. Tampoco se fijan en la fuerza demostrada en el verano del 2014 por un colectivo que Hollywood tiende a olvidar: el de las mujeres. Maléfica, protagonizada por Angelina Jolie y Elle Fanning, está entre las 10 películas más taquilleras del verano reinventando la historia de La bella durmiente. Y junto a ella filmes como Lucy (Scarlett Johansson), Bajo la misma estrella (Shailene Woodley) o Si decido quedarme (Chloë Grace Moretz) se ganaron el interés (y el dinero) de la audiencia con una mujer como protagonista.

De lo que se resintió el verano fue de grandes ausencias. Por ejemplo, la de Paul Walker, cuya muerte aplazó hasta el próximo año su póstumo estreno, Fast & Furious 7. O la extinción de algunos dinosaurios, con un verano sin estreno de Pixar, estudios que aplazaron hasta el próximo año su esperado The Good Dinosaur. De hecho, la sequía de películas animadas en la cartelera durante el verano influyó y mucho en la caída de la taquilla. Un campo en el que Cómo entrenar a tu dragón 2 campó a sus anchas situándose sin problemas entre las diez más taquilleras del verano gracias a sus 130 millones de euros en Estados Unidos.