_
_
_
_
_
CRÍTICA | OPERACIÓN CACAHUETE
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Del corto al largo

Técnicamente muy profesional, 'Operación cacahuete' se ve por el adulto con ilusión y poco esfuerzo

Javier Ocaña
Fotograma de la película de animación 'Operación cacahuete'.
Fotograma de la película de animación 'Operación cacahuete'.

Hay películas que funcionan a la perfección como paradigma del desarrollo de cierto cine infantil, ya sea animado, de imagen real o mixto, en un mundo en el que los niños siguen formando el único sector de público verdaderamente fiel (o, más bien, sus padres, que son los pagan) al acto de ir viendo cada estreno destinado a ellos. Acaba uno de ver Operación cacahuete, segundo largometraje del canadiense Peter Lepeniotis, y ya lo está englobando en ese compartimento de la animación protagonizada por animales que bien podría llamarse es-como-casi-todas; de esas que pasados unos días ya no se sabría diferenciar bien entre sus personajes y tramas, de otras como Hermano oso, Vecinos invasores, Ice age 4 y algunas más que, claro, han pasado al olvido. Parece mejor no molestar que innovar; asemejarse a otros que ser uno mismo.

Técnicamente muy profesional (salvo en alguna explosión y acción con aparición del fuego, en las que el efecto no acaba de estar bien conseguido), la película se ve por el adulto acompañante con tan poco esfuerzo como ilusión, mientras el niño tampoco parece que vaya a tenerla en el pelotón de cabeza de sus preferidas en el futuro. Pero lo más llamativo viene en la preparación posterior de esta crítica, cuando se descubre que la trama y los personajes provienen de Surly squirrel, un corto anterior de Lepeniotis que se puede ver en youtube. Y donde en el largometraje hay falta de identidad propia, academicismo y lugar común animado alrededor del heroísmo, en el corto los personajes y la acción son mucho más originales.

Por el camino, en busca del filón mundial, se ha llamado al guionista de, precisamente, Vecinos invasores y Hermano oso, estrellas internacionales como Liam Neeson y Catherine Heigl ponen voces a los animales, se ha reblandecido a los personajes (tanto en la actitud y el gesto, como en el trazo del dibujo), y se ha homogeneizado todo en pos de la convencionalidad y de la comercialidad, confirmada por su éxito en EE UU. Así que lo único que destaca finalmente es su jugosa mezcla de géneros y roles: entre la aventura animal y el cine negro con humanos, con homenaje incluido a Lana Turner.

OPERACIÓN CACAHUETE

Dirección: Peter Lepeniotis.

Género: aventuras animadas. Canadá, 2014.

Duración: 85 minutos

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Javier Ocaña
Crítico de cine de EL PAÍS desde 2003. Profesor de cine para la Junta de Colegios Mayores de Madrid. Colaborador de 'Hoy por hoy', en la SER y de 'Historia de nuestro cine', en La2 de TVE. Autor de 'De Blancanieves a Kurosawa: La aventura de ver cine con los hijos'. Una vida disfrutando de las películas; media vida intentando desentrañar su arte.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_