Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Revista de verano
crítica | barbacoa de amigos

El guionista redentor

'Los amigos de Peter' estableció buena parte de las bases de la comedia dramática generacional moderna

El guionista redentor

Los amigos de Peter (Kenneth Branagh, 1992) estableció buena parte de las bases de la comedia dramática generacional moderna: una suerte de dramedia donde una serie de personajes de una misma edad establecían un contacto marcado temporalmente, en el que a partir de un hecho dramático concreto se establecía tal catarsis en sus relaciones (con los demás y consigo mismos) que ya nada volvería a ser igual. Desde entonces hemos tenido decenas de películas del corte, y seguro que Barbacoa de amigos, quinto largometraje de Eric Lavaine, que aúna todos los clichés, aquí centrados en una pandilla de amigos que ronda la cincuentena de edad, no es la última.

BARBACOA DE AMIGOS

Dirección: Eric Lavaine.

Intérpretes: Lambert Wilson, Franck Dubosc, Florence Foresti, Lionel Abelanski.

Género: comedia. Francia, 2014.

Duración: 94 minutos.

Quizá la única novedad sea que el arco temporal limitado no se reduce a una única reunión (contradiciendo el título en singular, pues son varias barbacoas). Por lo demás, junto a la sensación de ya vista, lo que más chirría es ese tipo de guion que sigue todos los pasos del manual sin que estos se justifiquen dramáticamente. Es decir, la redención llega porque tiene que llegar, no porque los personajes hayan cambiado realmente. Así, el torrente de sinceridad, tan divertido como cruel, en el que se convierte el personaje de Lambert Wilson con los defectos de cada uno de sus amigos no se interrumpe porque en su interior se haya redimido, sino porque el guionista, en un santiamén, ha desterrado de un plumazo dichas taras. Para que el espectador se vuelva a casa con una sonrisa de oreja a oreja tan falsa como la liberación moral que ha pergeñado el creador para su criatura.