El cine español de San Sebastián se presenta en sociedad

'Loreak', 'Magical girl' y 'La isla mínima' son las tres películas a concurso en la 62ª edición del certamen donostiarra

Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, en 'La isla mínima'.
Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, en 'La isla mínima'.

En un recinto, la sala de actos de la Academia de Cine, lleno a rebosar (literalmente, gente en pie en los pasillos y más fuera, en el vestíbulo), se ha presentado esta mañana la representación española que podrá verse en la próxima edición, la 62ª, del festival de cine de San Sebastián. Entre los asistentes, todas las instituciones del cine español (productores, distribuidores, directores de otros festivales, diversas asociaciones, ministerio, comunidades…), cineastas, ejecutivos de televisiones, patrocinadores y miembros de las películas que se verán en el Zinemaldia. También, por supuesto, Lorena González Olivares, nueva directora del ICAA. Y como jefe de “todo esto”, José Luis Rebordinos, director del certamen, que tras agradecer la presencia de los asistentes, recordó, y se le entrecortó la voz, a su amigo, el actor Álex Angulo, fallecido el pasado domingo, y al que el festival recordará “de alguna manera”.

Todos reunidos para escuchar que habrá tres películas españolas a concurso en la sección Oficial: La isla mínima, de Alberto Rodríguez; Magical girl, de Carlos Vermut; y Loreak, de Jon Garaño y José María Goenaga. Las dos primeras son dos de los títulos fuertes de la temporada, la tercera es un filme en euskera: hacía décadas que no se oía ese idioma en el concurso del Zinemaldia. Rebordinos comentó que probablemente haya una cuarta película más española, pero que por ahora no podía anunciarla. Podría ser Autómata, de Gabe Ibáñez, producida y protagonizada por Antonio Banderas.

También en la oficial, pero fuera de concurso, estarán Murieron por encima de sus posibilidades, que Isaki Lacuesta ha tardado dos años en terminar, y Lasa y Zabala, de Pablo Malo. En proyección oficial, En tierra extraña, un documental de Iciar Bollain. En Nuevos directores la colombianaespañola No todo es vigilia, de Hermes Paralluelo; Los tontos y los estúpidos, de Roberto Castón. En Horizontes latinos, La salada, de Juan Martin Hsu. En Perlas, Aguas tranquilas, de la japonesa Naomi Kawase, producida en parte por Luis Miñarro, y la argentina Relatos salvajes, de Damián Szifron, producida por El Deseo, la empresa de los hermanos Almodóvar.

En Zabaltegui, los documentales Basilio Martín Patino. La décima carta, de Virginia García del Pino; Paco de Lucía, de Francisco Sánchez Varela, y El último adiós de Bette Davis, de Pedro González Bermúdez. Además en esa sección se podrá ver Negociador, de Borja Cobeaga, una comedia basada en las negociaciones con ETA del gobierno español. Y en el Velódromo se proyectará Dixie y la rebelión zombie, de los creadores de Papá soy una zombi.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Visto lo anunciado, habrá buenos thrillers, se hablará de ETA, de la crisis económica y puede que la ascensión a los altares populares de Carlos Vermut, cuya primera película, Diamond flash, dejó patidifuso al cine español.

El certamen arrancará el día 19 -dura hasta el 27- con la proyección de The equalizer: el protector, de Antonie Fuqua, con Denzel Washington, que esa noche recibirá el Premio Donostia a su carrera.

Foto de familia al finalizar el acto de presentación del 62º Zinemaldia.
Foto de familia al finalizar el acto de presentación del 62º Zinemaldia.

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS