Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ley se reencuentra con su público en el Festival de Viña del Mar

La reunión del icónico grupo de pop es el plato fuerte de la jornada del miércoles del célebre certamen musical chileno

El grupo chileno La Ley formado por el guitarrista Pedro Frugone (i), el cantante Beto Cuevas y el baterista Mauricio Clavería durante la rueda de prensa, previa a su actuación en el Festival de Viña del Mar.
El grupo chileno La Ley formado por el guitarrista Pedro Frugone (i), el cantante Beto Cuevas y el baterista Mauricio Clavería durante la rueda de prensa, previa a su actuación en el Festival de Viña del Mar. efe

Nueve años luego de su separación, el grupo chileno La Ley actuará nuevamente ante su público en la noche del miércoles, cuando encabece la cuarta fecha del Festival de Viña del Mar 2014. No obstante, el regreso de uno de los exponentes icónicos del pop latinoamericano se producirá con su última alienación, que no contaba con un bajista, por lo que para esta ocasión convocaron a Zeta Bosio, el hombre de las cuatro cuerdas en Soda Stereo. Además, la banda comandada por el cantante Beto Cuevas anunció que en su performance en el anfiteatro de la Quinta Vergara rendirá tributo a Gustavo Cerati, compañero de su invitado de esta gira en el legendario trío argentino. Pero antes que versionar un tema de la agrupación que se juntó por última vez en 2007, los músicos trasandinos finalmente optaron por elegir uno de los éxitos de su carrera solista: Crimen. “Hay mucho respeto de la música de Soda por parte de los chicos, pero yo ya la toqué mucho”, justificó Bosio, a la prensa local, la decisión de no invocar alguno de los hits de su otrora terna.

 Además de La Ley, que acompañará esta vuelta al ruedo con el lanzamiento de su nuevo álbum, El monstruo (denominación que recibe el público del Festival de Viña del Mar) también podrá disfrutar esa misma noche de las actuaciones de Gepe, punta de lanza del nuevo pop chileno, del cantautor colombiano Carlos Vives, uno de los grandes regresos de 2013, y de sus compatriotas Yandar y Yostin, quienes han sido catalogados como “los grandes desconocidos” de la quincuagésima quinta edición del certamen. Lo que no debería intimidar a la dupla reguetonera, pues este espectáculo, aparte de reunir a un sinnúmero de estrellas de diferentes estilos sonoros y procedencias, se convirtió asimismo en una plataforma de exposición para artista de la talla de Laura Pausini. A 17 años de su primer show en una de las mayores cumbres musicales latinoamericanas, la figura italiana se reencontró con la audiencia chilena en la jornada del pasado lunes, en la que brilló junto al argentino Fito Páez.

Antes de concluir este viernes con los conciertos de Melendi, Jesse & Joy y de la pareja boricua de reguetón Alexis & Fido, el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar 2014, por el que ya pasaron a lo largo de esta semana artistas del temperamento del astro boricua Ricky Martín, del grupo de rock chileno Los Tres, de la cantante melódica mexicana Ana Gabriel o del ídolo español Raphael, contará con las participaciones de Rod Stewart y Paloma San Basilio el día jueves. Al mismo tiempo que estas luminarias se enfrentan al exigente e implacable “el Monstruo”, se llevarán adelante las competencias de música folclórica y el certamen internacional, que fueron las actividades que sirvieron de base e impulso del festival realizado en la homónima ciudad. En la primera concursarán artistas de Bolivia, Perú, Honduras y Chile, mientras que en la segunda, amén de la representación nacional, intervendrán artífices de México, Reino Unido, Canadá, Italia y Rumania. Se espera que esta versión del evento sea vista por más de 100 millones de telespectadores en todo el mundo.